IU-Ganemos exige que el compromiso en materia medioambiental sea "prioritario" en la próxima legislatura

|


030419 va iu 2


"El compromiso en cuestiones medioambientales se tiene que situar en uno de los primeros renglones de las asignaturas políticas pendientes para la próxima legislatura". Es lo que ha reivindicado el portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida-Ganemos, Gregorio Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este miércoles y lo ha hecho a colación de la presencia del Ayuntamiento de Valdepeñas en CONAMA Local como ejemplo de la gestión del agua. En este sentido, Sánchez ha recordado que el servicio de agua en Valdepeñas "está privatizado o secuestrado hasta 2036 porque se hicieron unas inversiones a cambio de alargar la concesión administrativa".


Así, entre las reivindicaciones que hace IU-Ganemos en este sentido están las de reducir el parque automovilístico e ir sustituyéndolo por vehículos eléctricos, adaptar las ordenanzas municipales para incluir bonificaciones, incentivar la implantación de empresas con políticas verdes, extender las energías verdes a todos los servicios municipales, continuar con la instalación de calderas de biomasa, o bonificar el uso de instalación de paneles solares en domicilios particulares o empresas a través del IBI.


Y es que, según Sánchez, "conseguir un futuro sostenible es prioritario y hay que ponerse las pilas de cara a la próxima legislatura".


Por otro lado, el portavoz de IU-Ganemos se ha referido al informe del plan de reducción de deuda del que se dio cuenta en el pasado Pleno de abril en el que a Sánchez le llamó la atención que el alcalde, Jesús Martín, dijera que había que presumir de que era una de las deudas más bajas de la historia. "Esa es una de las grandes diferencias entre el PSOE e IU y es que no se puede presumir de superávit ni de adelantar el pago de la deuda cuando hay necesidades sociales en la calle, cuando hay desempleo y servicios municipales cerrados", ha señalado.


Así, ha indicado que la deuda viva del Ayuntamiento a 31 de diciembre de 2018 era de 14.782.757 euros, una cifra que "no es especialmente alta en proporción de habitantes, situándose en 488 euros por persona". De esta forma, el plan de reducción de deuda preveía una ratio de deuda para 2018 del 60,57% "y ahora venden como un logro que esté en un 52,75%; no había ninguna obligación legal para eso".


Y es que, Sánchez ha recordado que esta deuda es la que se debe a las entidades financieras, no a proveedores, ni entidades sociales ni deportivas y ha añadido que "reducir deuda en un momento en que la economía de Valdepeñas no acaba de apuntarse del todo a la recuperación no tiene ningún tipo de lógica; una cosa es cumplir lo que pide la Ley Montoro y otra es ir más allá y para nosotros no sería nunca un logro anteponer el pago de deuda".


Además, desde IU-Ganemos han reclamado que se invierta el superávit en inversiones financieramente sostenibles porque "si esto no se puede llevar a cabo nos preguntamos si tiene algún sentido tener superávit".


Por último, ha finalizado indicando que "para un ayuntamiento de izquierdas la prioridad no ha de ser reducir el tamaño del presupuesto de lo público sino gastar bien el dinero de todos".