Aprobada una modificación presupuestaria para continuar con la restauración de la capilla de Nuestro Padre Jesús, tras aparecer nuevas pinturas durante las obras

|



CONVENTO TRINITARIOS 1


El Pleno ordinario del mes de abril celebrado este lunes en el Ayuntamiento de Valdepeñas ha dado luz verde a una modificación presupuestaria de 11.709 euros destinada a la subvención para continuar con las obras de restauración de la capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno en el Convento de los Trinitarios. Y es que, según ha explicado Jesús Martín, "durante la realización de las obras, se ha puesto de manifiesto la existencia de otras pinturas que estaban ocultas y que también tienen que ser protegidas". El presupuesto total del proyecto era de 200.000 euros, de los que el 50% es sufragado por el Ayuntamiento en dos anualidades.


El punto ha sido aprobado por unanimidad, aunque el grupo municipal popular, ha mostrado su disconformidad con la partida de donde sale ahora este dinero para destinarla a las obras, de la reposición de infraestructuras en la vía pública.


No obstante, desde el grupo municipal de Izquierda Unida-Ganemos, su portavoz, Gregorio Sánchez, se mostrado a favor de la defensa del patrimonio "que es de todos y en este caso es espectacular; cuando los vecinos vean lo que se está haciendo allí no van a dar crédito y podía parecer que los 11.000 euros son poco para lo que se va a poner en valor".


Igualmente, el grupo municipal de UCIN ha votado a favor por la importancia del asunto.


Por otro lado, el Pleno ha aprobado el plan económico financiero del Ayuntamiento de Valdepeñas por mayoría absoluta con los votos a favor de IU-Ganemos, PSOE, PP y la abstención de UCIN y de la concejala no adscrita, Inmaculada Mora. El motivo de aprobar el plan es que, según ha explicado el alcalde, "hemos roto la regla de gasto en el presupuesto de 2018 de un total de 31 millones de euros, nos hemos pasado en 300.000 euros", debido a la adquisición del edificio de Manserja y a gasto de personal por nuevas contrataciones "pero la regla de gasto viene a decir que ningún ayuntamiento puede gastar más del 2,4% del anterior ejercicio, tenga el dinero que tenga, a pesar de tener remanente".


De esta forma, desde el grupo municipal popular, su portavoz Martín Miguel Rubio, ha indicado que "el ayuntamiento, que aparentemente tiene una buena situación financiera, se ha convertido en una administración incumplidora de la regla de gasto", por lo que han apoyado la aprobación del plan lamentando que se haya tenido que presentar.


Igualmente, desde IU-Ganemos han indicado que "es la primera vez que tenemos que votar a favor de un plan económico financiero que viene porque se ha incumplido la regla de gasto, el techo de gasto", aunque han reconocido que el plan "no contempla recorte de servicios, sino un ajuste en todas las parcelas".


En otro orden de cosas, en la sesión plenaria también se ha aprobado el inicio de los trámites administrativos para transmutar la titularidad de la gestión de la residencia de enfermos de Alzheimer, que hasta ahora era gestionada por AFA Valdepeñas y que ahora pasará a manos de la asociación Vereda de Argamasilla de Alba, con los mismos fines sociales y sin ánimo de lucro. Según el portavoz del Equipo de Gobierno, Francisco Delgado, "lo más importante es que con la tramitación de este expediente seguirá prestándose el mismo servicio".


Desde el grupo popular ha apoyado el punto ya que el servicio no desaparece ni se alteran los fines.


También ha hecho lo propio el grupo de IU-ganemos aunque en este caso han lamentado que el esfuerzo de AFA y de la sociedad civil de Valdepeñas haya terminado de esta forma y que todo ello haya generado un pequeño conflicto entre los trabajadores.


Desde UCIN, su concejala, Ana María Martínez, también ha mostrado su apoyo al punto, al igual que la concejala no adscrita, quien ha mostrado su "tristeza por ver cómo este cambio ha supuesto el despido de trabajadores y cierre de instalaciones".


En el Pleno de abril también se ha aprobado de forma definitiva el estudio de detalle de una parcela en el Polígono del Vino donde la empresa Félix Solís invertirá 50 millones de euros para construir una nave de barricas y también se ha sacado adelante una moción de IU-Ganemos para que el Ayuntamiento de Valdepeñas se sume al acuerdo de la FEMP y de los sindicatos UGT y CCOO para mejorar las condiciones de los trabajadores de las contratas de los servicios públicos.