​José Ramón Yébenes: “Trabajamos en un ilusionante proyecto que hará referencia a la advocación de nuestra Virgen, María Santísima de la Palma”

|


JOSE RAMON YEBENES PRESIDENTE HERMANDAD MISERICORDIA Y PALMA


Por segundo año consecutivo, esta Semana Santa la Estación de Penitencia de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Santísima de la Palma se verá en la necesidad de salir en la noche de Jueves Santo desde el antiguo templo de la Veracruz, una circunstancia que se repite por las obras de rehabilitación que se llevan a cabo en la antigua Iglesia del Cristo. En todo ello la hermandad viene trabajando como cada año en la organización también de otras actividades que girarán en torno a la Semana Santa, como un proyecto que hará referencia a la advocación de esta virgen, cuya primera fase se estrenará en la procesión. De todo ello hablamos con su hermano mayor, José Ramón Yébenes.


¿Cómo se presenta este año la Semana Santa para vuestra hermandad?


Como ya ocurrió el año pasado, tenemos la circunstancia de que todavía continúa nuestro templo, la antigua Iglesia del Cristo, con las obras de restauración, así que por segundo año consecutivo nos vemos en la necesidad de tener que realizar la salida de la Estación de Penitencia desde otro lugar. Será también desde el auditorio de la Veracruz, como el año pasado, gracias también a la excepción que el Ayuntamiento de Valdepeñas realiza con la hermandad para estas fechas.


¿Tenéis alguna novedad este año en la Estación de Penitencia?


A nivel patrimonial estrenamos dos filas más del proyecto de la Candelería de la Virgen. Sería ya la tercera fase a falta de la última, que podría acabarse el próximo año. Y también estrenamos la primera fase del bordado interior de las bambalinas del paso de palio. Es un proyecto con el que la hermandad está muy ilusionada, que hará referencia a la advocación propia de nuestra Virgen, María Santísima de la Palma, Reina de los Mártires, y que englobará de manera simbólica a todos los mártires de la Diócesis de Ciudad Real que durante el siglo XX entregaron su vida por defender la fe. Es un proyecto que la hermandad quiere efectuar en dos fases, este año 2019 y ojalá que en 2020 pudiera concluir y hacer público el contenido total de ese proyecto que es muy ilusionante.


Además de eso también estrenamos cruz corporativa, es una nueva insignia que sacará la hermandad en esta ocasión gracias a la donación de un hermano. Se trata de un crucifijo del siglo XVI que ha donado a la hermandad y saldrá sobre una vara nueva que la hermandad también estrena en este año.


¿Qué me puedes decir del cartel de la Estación de Penitencia?


Normalmente la hermandad va alternando la imagen que anuncia su Estación de Penitencia y este año le corresponde al Santísimo Cristo de la Misericordia y se ha buscado una imagen inédita poco habitual del cortejo de la cofradía en esa noche de Jueves Santo. Se trata de una instantánea del paso desde una proyección no habitual, saliendo del auditorio de la Veracruz, como fue el año pasado.


¿Por qué habéis elegido a Omar Torres para ofrecer el pregón?


Una condición sine qua non para ser pregonero de la hermandad es ser hermano y en una hermandad pequeña como la nuestra poco a poco al final irán pasando muchos hermanos que a lo mejor no lo piensan pero que sí tienen capacidad para hacerlo. Omar es una persona que desde pequeño ha pertenecido a la cofradía, siempre ha estado muy involucrado, ha pertenecido a la Junta de Gobierno, ahora por su trabajo fuera de Valdepeñas no puede estar en ella pero continúa colaborando cada vez que la hermandad lo requiere y es una de esas personas que puede explicar mejor que nadie qué significa el ser y estar en la Hermandad de Misericordia y Palma.


¿Qué vais a aportar este año a la exposición de Patrimonio Cofrade?


Este año, con motivo de la Coronación de nuestra patrona, la exposición va a ir dedicada a la figura de la Virgen María y a todos los enseres que, en lo referente a ella, los diferentes pasos llevan. Y en nuestro caso nos han solicitado dos de las bambalinas laterales del paso de palio. También se nos ha solicitado la corona con la que coronamos a María Santísima de la Palma en el año 2015, que la hermandad no va a poder aportar porque la exposición coincide con la celebración de nuestros cultos, el Quinario de la Virgen, así que la hermandad ha aportado una diadema. Y también se nos ha pedido un rosario, un pañuelo y uno de los puñales que tiene la imagen.


¿Cómo os preparáis en estos días previos a la Semana Santa?


Con la intensidad habitual, intentando trabajar desde los diferentes prismas que tiene la cofradía. Es el caso de los costaleros que están inmersos en los ensayos de este año 2019, con nuestro Grupo Joven con el que realizaremos distintas actividades y también el concurso de dibujo sobre Semana Santa, desde la formación con nuestro tradicional XIV Ciclo de Formación Cofrade ‘Los jueves de la Misericordia’ y desde la parte espiritual, con la celebración de los cultos de la Virgen y los cultos en torno al Cristo de la Misericordia que venimos desarrollando todos los viernes de Cuaresma y que tendrán su punto culmen el Lunes Santo cuando la imagen estará expuesta en Besapiés durante todo el día y al anochecer se realizará el Viacrucis penitencial que recorrerá las calles de nuestro barrio y que servirá también como traslado de nuestra imagen para su salida procesional desde la antigua iglesia de la Veracruz.


Otros años habéis llevado a cabo una campaña de captación de nazarenos. No sé si la habéis previsto para este año…


Todos los años la hermandad abre las puertas a todas las personas que lo deseen. Ya en febrero lanzamos la campaña bajo el lema ‘Nazarenos de la Misericordia’ donde todas las personas que lo deseen pueden disponer de una túnica para realizar la Estación de penitencia con la cofradía con la única condición de entrar a formar parte de la hermandad. Es algo que ha dado buenos frutos a la hermandad, en número y en calidad, y seguimos trabajando en ello, al igual que lo hacemos con la cuadrilla de hermanos costaleros, que este año también estamos experimentando que ha entrado un número importante de nuevos costaleros a la cofradía. Y en definitiva, seguimos trabajando para robustecer la hermandad, intentar que crezca el número de hermanos que salen a la calle en esa noche tan importante para la hermandad y abriendo las puertas a todo el mundo porque de lo que se trata es de anunciar a Cristo y para eso no podemos tener las puertas cerradas, sino todo lo contrario, tienen que estar siempre abiertas a todo el mundo que lo desee.