Detenido por utilizar identidades falsas para estafar a vendedores particulares en Internet

|


FOTO


Agentes de la Policía Nacional han detenido en Ciudad Real a un varón como presunto autor de un delito continuado de estafa por realizar varias compras de teléfonos móviles a través de Internet que luego no abonaba. También se presume su participación en un delito de usurpación de identidad, ya que para consumar las estafas y evitar su identificación utilizaba los datos personales de terceros de los que igualmente tuvo conocimiento a través de la red.


La investigación comenzó a finales de 2018, a raíz de diversas denuncias interpuestas en un espacio de tres meses en diferentes lugares de España, que contenían hechos similares y presentaban datos coincidentes.


En todos los casos, el detenido aportaba los datos de identidad usurpados a otros vendedores con los que había tenido contacto, utilizándolos para comprar teléfonos de alta gama a través de Internet. Iniciaba las transacciones acordando con los vendedores el lugar de envío y la forma de pago, como sería habitual en cualquier proceso de compra-venta.


Posteriormente, el estafador simulaba realizar el pago, consiguiendo así convencer a los anunciantes de que el ingreso se había formalizado. Los vendedores, de buena fe, enviaban los terminales a una dirección de Ciudad Real a través de empresas de mensajería, detectando el engaño cuando ya era demasiado tarde para recuperar el teléfono enviado.


Una vez que tenía los terminales en su poder, los vendía a través de Internet el mismo día de su recepción, ofreciéndolos a un precio mucho más bajo del real para deshacerse de ellos de manera urgente, obteniendo así un rápido beneficio económico.


Se han podido localizar un total de ocho víctimas en las provincias de Asturias, Cádiz, Castellón, Málaga, Pamplona, Sevilla y Valencia.


Consejos de seguridad


La Policía Nacional recomienda que para hacer un uso seguro de los servicios de compra-venta online se trate utilizar medios de pago que ofrezcan garantías, evitando los servicios de envío directo de dinero en efectivo. Además hay que extremar las precauciones en aquellos anuncios que ofrezcan dudas o soliciten adelanto de dinero, y sobre todo ser cuidadoso a la hora de facilitar datos personales.