El Pleno del Ayuntamiento de Valdepeñas muestra su postura firme contra la violencia de género

|


040219 va pleno 2


El Pleno del Ayuntamiento de Valdepeñas ha sacado adelante por mayoría absoluta, con los votos a favor de PSOE, IU-Ganemos, PP y la concejala no adscrita, Inmaculada Mora, con el voto en contra del concejal de UCIN Sergio Mota y la abstención de la concejala de este mismo partido, Ana María Martínez, una moción socialista para mostrar su postura firme ante los nuevos movimientos políticos surgidos que quieren aminorar o eliminar medidas que luchan contra la violencia de género. 


Según ha expuesto el portavoz socialista, Francisco Delgado, hasta ahora ha habido unanimidad en la lucha contra la violencia de género desde la Ley de Medidas contra la Violencia de Género o el Pacto de Estado contra la Violencia de Género pero "los extraños movimientos políticos han dado a pie a que determinados partidos políticos tengan ideas que aminoran esos derechos que van encaminados a proteger la vida de las personas y en concreto de las mujeres; ante ese ruido que nace de procesos electorales y que no se puede permitir, el espíritu de esta moción pone el compromiso de todos los grupos políticos para seguir persiguiendo la mejora de las medidas de protección para las mujeres".


Por su parte, el grupo municipal popular ha solicitado al Pleno que se eliminara el sentido plural de la moción al referirse a varios partidos políticos cuando se trata de uno en concreto señalando que su voto sería afirmativo pero que no les gustaría que la moción tuviera ese sesgo. No obstante, desde el grupo socialista se ha asegurado que no se modificaría porque quien ha pactado con el citado partido ha sido el PP pero, según ha indicado Delgado, "tienen la oportunidad de singularizar su conducta apoyando los Presupuestos Generales del Estado, a los que el PP se opone, y que plantean un incremento del 42,9% en la aportación económica al sistema Cometa, el control con pulseras telemáticas que portan 1.150 hombres, y un 14% para el teléfono 016 de víctimas de violencia de género".


Así, finalmente el voto del PP ha sido afirmativo. Su portavoz, Martín Miguel Rubio, ha señalado que "por estética moral me saldría votar que no porque me parece una perversión utilizar un tema tan brutal como la violencia de género para un fin político pero vamos a votar que sí con el dolor profundo de que nuestros compañeros no han querido singularizar la moción".


IU-Ganemos también ha mostrado su apoyo a esta moción. Su concejala, Juana Caro, ha indicado que "no estamos dispuestos a dar un paso atrás, a que por un puñado de votos se deje de llamar a las cosas por su nombre, no podemos ser cómplices de aquellos que ponen palos en las ruedas a los que luchamos por erradicar la violencia y no podemos ser cómplices de los oportunismos ni de viejos rencores; por eso mostramos nuestro rechazo a cualquier retroceso en las medidas de los derechos de la mujer y nos comprometemos a rechazar cualquier acuerdo con formaciones que propugnan la eliminación de las medidas frente a la violencia de género y seguiremos trabajando para impulsar las medidas para erradicar esta lacra social que es la violencia machista".


Desde UCIN se han planteado la utilidad de la moción porque existe un consenso sobre el tema en cuestión y la totalidad de fuerzas parlamentarias están del mismo lado. Pero, ha indicado Sergio Mota, concejal de este partido, que "hay algunas fuerzas políticas que plantean una demolición de toda la estructura y para ello cuentan con pactos; es el acuerdo que hace que el PP gobierne en Andalucía pero eso no implica que el Gobierno andaluz se convierta en cómplice".


La concejala no adscrita, Inmaculada Mora, también ha aprobado la moción señalando que "hasta ahora habíamos conseguido que estos individuos se sintieran avergonzados, individuos que se creen superiores y que nos ven como ciudadanos de segunda y ahora encuentran un partido que les representa con sus ideas machistas". Así, ha indicado que son 6.500 los individuos que han entrado en prisión por este motivo y que la violencia de género no es una lacra, sino la consecuencia de la desigualdad que provocan estos individuos. Es por ello que ha indicado que cualquier fuerza que intente aminorar las medidas contra la violencia de género "nos va a tener enfrente".


Por último, el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, se ha pronunciado sobre la moción indicando que "aquí algunos locos están guiando a no pocos ciegos; esta moción es una moción política y no me gustaría hacer política con un tema tan sensible pero esta moción ha nacido para defendernos de quien utiliza un tema como la violencia de género como moneda judaica para pactar con ellos".


Saldada la deuda de hace 117 años


En otro orden de cosas, en el Pleno de febrero se ha aprobado, con los votos a favor de PSOE, IU-Ganemos, la concejala no adscrita y UCIN y la abstención del PP, el pago de 6 euros para saldar una deuda que el Ayuntamiento contrajo hace 117 años con la Hermandad de la Virgen de Consolación por el manto de la patrona de Valdepeñas. En este sentido, el grupo municipal popular ha mostrado su rechazo apuntando a la diferencia existente entre las mil pesetas del año 1901 y los 6 euros de hoy en día. "Esto nos parece ridículo; no creo que a ningún valdepeñero le parezca bien y lo consideramos como un acto de electoralismo y oportunismo", ha indicado su concejal, Alfonso Santamaría.


Ante esto, el alcalde de Valdepeñas ha apuntado a que "hay que pagar lo que se debe; si 6 euros le parece una cifra ridícula, estoy seguro de que en muchas misas a la canastilla usted ha echado menos".


Desde IU-Ganemos han criticado que el trámite para pagar la deuda haya costado más que la propia deuda y su portavoz ha indicado que "todo esto ha servido para ser noticia y transmitir un mensaje a la opinión pública". No obstante, ha querido poner en valor el contexto en el que se produjo la donación del dinero por los valdepeñeros para la adquisición del manto para la Virgen. Y es que por aquella época se produjo la restauración borbónica en España, con Cánovas y Sagasta alternándose en el Gobierno entre 1875 y 1923. Valdepeñas tenía entonces más de 21.000 habitantes y el 31% era considerado pobre. Cada año al terminar la cosecha de la vendimia se denunciaba la condición social de muchos ciudadanos y las mujeres protagonizaron uno de los motines más famosos de la provincia por la subida del precio del pan. En ese momento se promete una donación que nunca se llegó a pagar. "Uno se puede hacer una idea de la situación de la gente de aquella época, por lo tanto, paguemos ahora pero recordemos", según Sánchez.


Igualmente, la concejala no adscrita, Inmaculada Mora, ha señalado que, aunque está a favor, "no comparto que quede saldada la deuda con 6 euros porque el valor de mil pesetas no se corresponde con el valor de 6 euros; se dice que no se reclamó la deuda pero no es una deuda, era una donación y las donaciones no se tienen que reclamar".


Por último, en el Pleno de febrero también se ha aprobado una nueva modificación puntual del Plan de Ordenación Municipal, se ha aprobado un acuerdo para exigir a la Confederación Hidrográfica del Guadiana medidas urgentes de cautela para sellar pozos y norias del término municipal de Valdepeñas con el fin de evitar desgracias como la ocurrida hace unos días en Totalán. Además, se ha dado luz verde al inicio del procedimiento para la contratación de un nuevo sistema informático para la gestión de recursos humanos en el Ayuntamiento y se ha dado cuenta al Pleno de la información económico, financiera y presupuestaria correspondiente al cuarto trimestre de 2018.