González: “Frente al modelo de caza social y de exención de tasas del PSOE tenemos el del PP con el que se perdieron 5.000 licencias en Ciudad Real”

|


010219 cr psoe


El diputado regional del PSOE, Miguel González Caballero, ha indicado que “frente al modelo social y de exención de tasas a jubilados y sociedades de cazadores del PSOE, tenemos el del PP con el que se perdieron nada más y nada menos que 5.000 licencias en la provincia de Ciudad Real”.

En este sentido ha dejado claro que “el apoyo a la caza por parte del Gobierno de García-Page es incuestionable al considerarlo un sector generador de empleo y riqueza que además contribuye a fijar población en el medio rural”.

Y buen ejemplo de ello es el apoyo institucional y económico que demuestran año a año administraciones socialistas como la Junta de Comunidades y la Diputación Provincial a eventos y ferias tan relevantes para el sector como son Fercatur y Mencatur, o la macro campaña institucional que va a llevar a cabo el Gobierno castellano-manchego.

Ha recordado el parlamentario socialista que la modificación de la Ley de Caza de Castilla-La Mancha fruto de dos años de interlocución la hace compatible con otros usos sociales, como el cuidado del medio ambiente, del territorio, de la agricultura y ganadería y también los usos relativos al ocio y al turismo”, en suma, “una ley que supone un paso adelante porque responde a las demandas de la sociedad del siglo XXI y porque apuesta por la democratización en detrimento de contemplarla como una actividad exclusiva y elitista”.

González Caballero ha añadido al respecto que a nadie se le escapa que la actividad cinegética tiene una gran importancia desde el punto de vista social, con más de 20.000 licencias expedidas en la provincia de Ciudad Real, y que diversifica la economía con una aportación de entre 160 y 200 millones de euros, con el dinamismo que recibe a través de otros sectores complementarios, como son la restauración, la hostelería, el turismo, la taxidermia, la ropa o las armerías.

Con la ley, se recupera la figura de los cotos sociales, se modifica la Ley de tasas para eximir del pago de las mismas para obtener una licencia de caza o pesca a los jubilados y se compatibiliza el disfrute del monte y el medio rural por parte de los todos los ciudadanos, con la actividad cinegética, prohibiéndose prácticas inadecuadas y aumentando las sanciones en caso de incumplimiento.

Por todo ello, ha resaltado para concluir que desde el Ejecutivo regional y desde el Partido Socialista “valoramos la caza como un instrumento potente de dinamización económica que tenemos que preservar y cuidar y, por tanto, no seremos nosotros los que convirtamos la caza en un objeto de confrontación y controversia política, pues con ello lo único que haríamos seria devaluarla, pero allá el Partido Popular con su irracionalidad, su bronca y su política partidista con algo como la caza, que no tiene color político”.