"Los dirigentes del PP lo que quieren es que la sanidad pública no funcione y por eso la desprestigian día a día"

|


El diputado del Grupo socialista, Fernando


Mora, ha señalado que los dirigentes del PP de la región, "que cuando
gobernaron despidieron a 3.000 profesionales sanitarios, ahora pongan
problemas para que se contraten médicos denota solo una cosa: que
quieren que la sanidad pública no funcione".

Y es que, argumentó Mora, los 'populares' han demostrado desde el
gobierno, y ahora también desde la oposición, que su modelo es el de
la sanidad privada "por eso lo que hacen es desprestigiar cada día a la
sanidad pública". Y para ello aprovechan cualquier circunstancia, como
es el caso de los cuatro especialistas del hospital de Puertollano que
tienen el título sin homologar, para poner en entredicho la gestión
pública sanitaria.

Pero lo más grave e irresponsable, añadió el diputado socialista es
que "hayan puesto en entredicho a estos profesionales y hayan generado
miedo sobre su labor cuando están titulados por sus respectivas
universidades en esas especialidades, están colegiados en Madrid y
Ciudad Real y pueden ejercer como médicos y a lo único que esperan es
a contar con un trámite administrativo".

Mora, preguntó "¿qué problema hay en que se contrate a estos
profesionales cuando el ejecutivo de Cospedal también los contrató.
¿Por qué antes se podía y ahora dicen que no se puede? ¿Por qué
montan un escándalo sobre este asunto cuando comunidades gobernadas por
el PP como Madrid, Castilla y León, Galicia, Murcia o La Rioja también
los contrata?".

Lo que deberían hacer los dirigentes del PP de Castilla-La Mancha, en
opinión del parlamentario socialista, es, en vez de "generar un
problema" al conjunto de la sanidad de España, "hacer gestiones ante el
Ministerio de Educación para que se agilicen los trámites para que la
homologación de estos médicos especialistas sea más rápida porque la
necesidad de este tipo de profesionales en todo el país es muy grande".

LEY DE CAZA

Preguntado por la tramitación de la reforma de la Ley de Caza, Mora
indicó que desde el gobierno y el PSOE "se ha procurado hacer una norma
bastante ecuánime y equilibrada, respetuosa con los cazadores y con la
conservación del medioambiente".

Afirmó que se garantiza la caza en una región en el que esta actividad
genera riqueza y un gran número de puestos de trabajo y en la que mucha
gente tiene como afición la actividad cinegética, a la vez que se
protege a las especies animales y se evita que se hagan determinadas
"barrabasadas" como el lanceo de jabalíes que permitía la ley de
Cospedal.

"Es una norma que le viene bien a los cazadores, a los ecologistas, a
los agentes medioambientales, etc.", concluyó.



Zona de los archivos adjuntos