Adima recomienda controlar la alimentación y hacer más ejercicio para evitar la diabetes

|


Igual que el famoso turrón de El Almendro vuelve por Navidad, la Asociación de Diabéticos de Manzanares (Adima) volvió a La Solana a mediados de noviembre con sus controles de glucosa y su campaña informativa. Desde hace varios años, el colectivo acude a distintas poblaciones para concienciar sobre la importancia de una alimentación saludable y de la práctica de ejercicio como armas primordiales ante la diabetes.

La jornada transcurrió con normalidad, realizando múltiples mediciones glucémicos durante toda la mañana, según indicó la presidenta del colectivo, Juani Jurado. Esta vez no hubo ningún ‘sobresalto’ como en años anteriores, comentó a la prensa, reconociendo que el público está cada vez más formado e informado por los médicos, enfermeros y asociaciones como la que preside.

Aun así, confesó que se está descuidando la alimentación, comiendo cosas poco beneficiosas para el organismo y con una vida más sedentaria, lo que está derivando en muchos casos de obesidad, especialmente en los niños. Recomendó nutrir a los hijos con alimentos de toda la vida en vez de productos industriales, además de sugerir que cambien el ordenador por otros juegos más tradicionales donde tengan que realizar más esfuerzo físico.

También se posicionó en contra de los dulces especiales para diabéticos, en vísperas de las fiestas navideñas. Jurado indicó que es mejor un trozo de turrón normal (o cualquier dulce) que el turrón para diabéticos. Al respecto, recomendó comer de todo, pero en menor cantidad.

Durante la jornada matinal, Adima realizó controles de azúcar, repartió información sobre la enfermedad de la diabetes y vendió lotería del colectivo. La lotería y las donaciones recibidas del público que pasaba por es stand que se instaló en el mercadillo, sirven para continuar con su labor informativa por diferentes localidades, según indicó la presidenta, lamentando la ausencia de otro tipo de ayudas económicas de las administraciones. Por la tarde se celebró una charla-coloquio en el auditorio del Palacio Don Diego.