El valdepeñero Enrique Pedrero Muñoz impartió la conferencia 'Las pintoras de Toledo' en la Casa de Castilla-La Mancha de Madrid

|



El viernes día 27 a las 19 horas tuvo lugar en la Casa de Castilla-La Mancha en la capital de España, la conferencia “Las Pintoras de Castilla-La Mancha. Provincia de Toledo II, ya que anteriormente se había realizado otra sobre la Provincia de Ciudad Real I, y que un espacio de tiempo se desarrollará sobre las tres provincias restantes como son Guadalajara, Albacete y Cuenca.


La presentación del conferenciante corrió a cargo de José Fernando Sánchez Ruíz, director del Aula de Divulgación Cultural-Hermanos Valdés, quien hizo un breve resumen de la biografía artística y literaria de Enrique Pedrero Muñoz, como Doctor en Bellas Artes Cum laude, con un importante historial artístico, como pintor, escultor y escritor. Terminó Sánchez Ruíz, muy brevemente, comentando unas reseñas del mundo artístico y cultural de la provincia de Toledo.

Seguidamente hizo su intervención Enrique Pedrero, durante el espacio de una hora sobre las siguientes pintoras por este orden: Amalia Avia Peña, (Santa Cruz de la Zarza, Toledo, 1930- Madrid, 2011). Isabel Vera Escalona (Nambroca, Toledo 1937), Isabel Morera Álvarez. (Vigo, 1942), Rosa Escalona Marín. (Madrid, 1947), María Luisa Martín-Delgado (Toledo, 1952), Arsenia Tenorio. (Retamosa de la Jara, Toledo, 1951- Madrid, 2017). María Dolores Guillén Verdugo, (El Toboso (Toledo) 1934), Mercedes Ballesteros, (Noblejas, Toledo, 1946), Amelia Moreno Rosillo, (Quintanar de la Orden, Toledo, 1948- Alcázar de San Juan, C. Real, 2011) y Delia Camelia Precupas.- (Arad, Rumanía, 1966).


La forma que se había llevado, según el conferenciante para escoger a estas mujeres artistas muchas de ellas súper consagradas en el mundo del arte, ha sido por su actividad artística y currículo. Por otro lado se tuvo en cuenta las nacidas en la provincia de Toledo y las afincadas en la zona que habrían desarrollado una gran actividad artística, así como la forma de mencionarlas por orden de nacimiento.


La intervención se desarrolló con textos que leía el conferenciante, acompañadas de fotografías de los cuadros por orden de ejecución por fechas y obras, de cada una de las mencionadas por medio de diapositivas, que marcaban el trabajo y la evolución de cada una de ellas. Tanto los textos como las imágenes, se tuvo en cuenta, en primer lugar la actividad, forma de hacer, evolución, experimentación, técnicas, currículo, etc.


En la exposición se pudo observar la disparidad de estilos y tendencias de cada una de las mencionadas, cada cual con una personalidad artística, diferenciada.


Resumimos brevemente la intervención de Pedrero Muñoz, así de esta forma definió la pintura de Amalia Avia Peña de expresión casi siempre por colores oscuros, a veces casi tétricos, con alguna excepción en algunos, donde el color tiene más influencia armónica y la paleta parece ser que se esclarece un poco más y que podemos enclavar dentro del realismo y sobre todo tiene un tinte nostálgico, melancólico y esperanzador, presenta en sus obras soledades y enigmas.


De Isabel Vera Escalona comentó que su pintura de intención abstracta, ha divagado en la perpetua indagación de formas nuevas que, paradójicamente le han llevado muchas veces a los orígenes de la pintura, siempre con clara influencia cubista o geométrica. Desde aquí ha pasado a una etapa, tras la búsqueda constante de un estilo personal e inconfundible que le delata, ya que la artista no se deja influir por otros estilos y tendencias.


Por otro lado al hablar de Isabel Morera Álvarez reconoció que después de trabajar al lado de su padre y después de forma autodidacta, le ha llevado a una investigación exhaustiva de las artes, dentro de un plano convencional, evolucionando desde una pintura realista de tonos claros, contrastando con algún color fuerte o neutro y grandes efectos lumínicos, a otra más experimental de pincelada suelta más atrevida de signo impresionista.


Insistió en el quehacer artístico de Rosa Escalona Marín, destacando que su expresión artística, siempre tendrá la fuerza de la mancha, involucrada por las aguadas en su primera etapa acuarelística, para pasar posteriormente a una etapa abstracta. En cuanto a lo tridimensional, comienza por formas expresionistas, combina los conocimientos adquiridos en la pintura para involucrarse con la escultura, así vemos escultura-pintura, instalaciones y escultura propiamente dicha.


Importancia le concedió a la ingenuidad a la forma de hacer de María Luisa Martín-Delgado, haciendo hincapié en los temas que presenta, siendo un desborde de su imaginación y de los sueños. Sus obras sobre todo en el óleo, tiene la influencia de la ilustración, del dibujo y el color. También se manifiesta en las instalaciones del Art Land, haciéndolas permanentes. Combina muy bien el paisaje, con los elementos añadidos, a veces troncos viejos cortados y decorados en forma de tótems, circulares como balones, collares gigantes, piedras pintadas,


Una catarsis es lo que se produce es las obras de Arsenia Tenorio, fue la definición que comentó Pedrero, donde crea un tipo de figuración un tanto expresionista y en algunos casos compaginada con abstracta, compuesta por manchas, chorreos o goteos, consiguiendo una composición muy grata a la vista. Porque la pintura no relaja, en las manos de Arsenia, es un compromiso vital, con el riesgo que ello conlleva, llevar al máximo el arte, por medio de la investigación. que comenzara al principio en términos estéticos, por lo mimético en la figuración, es decir; desde lo apolíneo, para llegar más tarde a lo dionisiaco.


La evolución artística de María Dolores Guillén, comienza desde un realismo exacerbado, que se revela en la obra “La Divina Providencia” que realizara en el año 2014, donde comienza aparecer la personalidad de la artista, en cuanto a la distribución de los elementos y la armonía de los colores, que los presenta bien conjugados, resultando una obra grata a la vista. Para pasar más tarde a una época singular y creativa, viéndose reflejada y que se deja intuir definitivamente en el cuadro “Dulcinea del Centenario 2017”.


.Mercedes Ballesteros, En su quehacer artístico, por ejemplo la pintura, no tiene complejos para internarse en cualquier tema: Bordados, desnudos, bodegones, retratos, paisajes urbanos y campestres, marinas, toreros y un largo etc., algunos con tanta laboriosidad que llega hasta los umbrales del hiperrealismo. Sin embargo, Mercedes se ha creado su estilo propio, personal e intransferible, con mucho tesón y a través del tiempo. En la escultura representa la figura humana, también en un plano realista, con diversos materiales.


Amelia Moreno Rosillo, Evoluciona en su primera etapa desde un expresionismo figurativo predominando las formas geométricas: línea curva, ondulante, etc., pasando por otra época más pictórica, donde la mancha y la pincelada comienza a destacar, para llegar en sus últimos años de su existencia a un expresionismo abstracto casi plano, a veces haciendo bandas, con dibujo en miniatura, con formas dispares y distorsionadas,


Concluyó su intervención hablando de la rumana afincada en Quintanar de la Orden (Toledo), Delia Camelia Precupas, exponiendo que los temas que más utiliza son el paisaje y la figura humana con distintas técnicas, siempre captando la idiosincrasia manchega. Su pintura aunque es realista en las formas y contenidos, tiene bastante influencia impresionista, de pincelada suelta, donde suele incluir neblinas y su cromatismo es totalmente armónico.