El Gobierno de García-Page ha incrementado el número de beneficiarios de la Dependencia un 49,8 por ciento en la provincia de Ciudad Real

|



La directora provincial de la Consejería de Bienestar Social en Ciudad Real, Prado Zúñiga, ha valorado el “gran esfuerzo” que está haciendo el Gobierno de Castilla-La Mancha en la recuperación de derechos y en el ofrecimiento de un mejor servicio a las personas en situación de dependencia que hay en la provincia ciudadrealeña.

Un impulso que de acuerdo a los datos oficiales del INSERSO (Instituto de Mayores y Servicios Sociales) sobre el Sistema de la Dependencia corrobora que en la provincia de Ciudad Real hay 4.223 beneficiarios más al pasar de los 8.480 que había en julio de 2015 con el anterior ejecutivo a los 12.703 anuales, lo que supone un 49,8 por ciento más.

A ello hay que sumar el incremento del 36,72 por ciento el número de prestaciones desde que Emiliano García-Page asumió el Ejecutivo regional, al pasar de las 10.729 prestaciones a las 14.669 registradas el pasado mes de septiembre, es decir, 3.940 más.

Esa evolución es especialmente significativa en los casos de la ayuda a domicilio, que ha experimentado un aumento del 142,5 por ciento -presta servicio a 2.223 beneficiarios más-; un 120,6 por ciento más en las prestaciones vinculadas al servicio, y en la teleasistencia con 611 nuevos usuarios que se traduce en otro incremento del 73,4 por ciento.

Pero no son las únicas cifras que “demuestran la sensibilidad y el compromiso social del presidente García-Page hacia este colectivo”, ya que Zúñiga ha destacado también las prestaciones ligadas a los Centros de Día (+47,5 por ciento), a la Atención Residencial (+33,6 por ciento) o el servicio de prevención de la dependencia y promoción de la autonomía personal (39,5 por ciento).

A juicio de la directora provincial de Bienestar Social, esto es posible gracias a la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha, que destina más de un millón de euros cada día a la atención a la dependencia” y que ha posibilitado poner en marcha el servicio de Promoción de Autonomía Personal, agilizar los expedientes de solicitud de una ayuda o prestación y suprimir las “tasas de la vergüenza” aplicadas a este colectivo por el anterior ejecutivo de Cospedal al tiempo que se han aplicado exenciones para personas especialmente protegidas.

Y todo ello con un objetivo muy claro comprometido por el presidente García-Page, como es “situar a Castilla-La Mancha en los primeros puestos del ranking de atención a los que más lo necesitan, los dependientes y los mayores”, ha concluido Zúñiga.