Los voluntarios de Protección Civil aprenden las técnicas de reanimación cardiopulmonar y del manejo de desfibriladores

|


Una veintena de voluntarios de Protección Civil de agrupaciones de Alcázar de San Juan, Campo de Criptana, Daimiel, Malagón, Valdepeñas y Villarrubia de los Ojos han aprendido las técnicas sobre la reanimación cardiopulmonar y sobre el manejo de desfibriladores semiautomáticos que pueden ser fundamentales para salvar vidas ante situaciones que pudieran presentarse en su trabajo.

Una acción formativa impulsada por la Dirección Provincial de Hacienda y Administraciones Públicas celebrada en el Centro Los Devis de Alcázar de San Juan que contó con la presencia del titular de dicha Dirección, Francisco Pérez Alonso, y la concejala de Tráfico, Seguridad Ciudadana, Policía Local y Protección Civil del Ayuntamiento alcazareño, Amparo Bremard.

En su intervención, Pérez Alonso trasladó el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha a este colectivo por la labor que llevan a cabo en su actividad diaria de ayuda a la ciudadanía desde los valores del altruismo y la solidaridad. En este sentido afirmó que la formación es un elemento imprescindible para que la colaboración de los voluntarios se realice con garantía de éxito.

El director provincial de Hacienda y Administraciones Públicas insistió en la apuesta del Ejecutivo de García-Page con las agrupaciones de Protección Civil que se materializa en inversiones y en cursos como éste que forma parte del Plan de Formación 2017 que contempla más de 41 acciones en las que participarán aproximadamente 1.200 voluntarios de toda la región.

En este sentido, Pérez Alonso recordó que con este son ya seis los cursos dirigidos a los voluntarios que se han llevado a cabo en la provincia de Ciudad Real en lo que llevamos de año.

Por su parte, Amparo Bremard destacó la importancia de este curso para poder contar con personal capacitado tanto en conocimientos sobre reanimación cardiopulmonar como en el uso del desfibrilador, un instrumento que ante una situación de emergencia puede salvar la vida.