IU Valdepeñas advierte de la precariedad en el descenso del desempleo que refleja la EPA y señala que la tasa de paro sigue siendo propia de Estados fallidos

|


Izquierda Unida advierte al Gobierno del PP en relación a los datos conocidos de la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre que no maquille la situación actual del mercado de trabajo buscando las comparaciones más favorables y avisan sobre la desaceleración en el descenso del desempleo, que las propias cifras del PP arrojan.


Desde que el PP llegó al gobierno el número de parados ha caído en 1.266.300 pero de todos ellos sólo menos de la mitad (564.400) son trabajadores en activos. El resto (701.600) emigraron, se jubilaron o dejaron de buscar empleo.


Con 3,7 millones de personas en desempleo, la tasa de paro se sitúa en el 16,38%, un nivel propio de Estados fallidos. Recordando, desde Izquierda Unida, que a finales de 2007 la tasa de paro sobre la población activa era ligeramente superior al 8%, mientras que ahora, diez años y cuando se van a cumplir seis con el PP al frente del Gobierno, es del 16,38%. A la vez que, la tasa de temporalidad sigue creciendo y se sitúa ya en el 27,4%, por encima incluso de la que tenía Polonia –el campeón de la temporalidad en la UE– que en el segundo trimestre del año, tenía el 26,7%.


Hoy hay 353.900 empleos temporales más que cuando el PP llegó al gobierno, y el peso de los contratos temporales sobre el total ha pasado desde 23,8% al 27,4%, duplicando casi la media de la unión Europea.


Desde que el PP llegó al gobierno las horas extraordinarias han aumentado en un 15,3 %, si bien el 53,8% de las horas extraordinarias de nuestro País no han sido pagadas.


Siendo el sector servicios, fundamentalmente el comercio y el turismo, el que ocupa a 14,4 de esos 19 millones de empleados. Mientras, se agrava la temporalidad, altamente ligada a factores estacionales como la contratación veraniega, y resulta cada vez más evidente la debilidad de un modelo productivo que se busca reconstruir tras las épocas más agudas de la crisis.


IU señala también que en los datos conocidos ayer aún no hay influencia de la crisis institucional y política que se vive en Cataluña, ya que al alcanzar estas cifras sólo hasta finales de septiembre será la EPA del cuarto trimestre la que podría reflejar cualquier consecuencia de la misma.