Carlos Sobera: "'5 y Acción' trata de cómo las personas ponen en juego sus vidas para conseguir objetivos y terminan haciendo cosas muy reprochables"

|


El Teatro Auditorio Municipal de Valdepeñas acoge este viernes 27 de octubre a las 21:00 horas la obra de teatro '5 y Acción', una divertida comedia sobre lo que somos capaces de hacer los seres humanos para conseguir nuestros objetivos. Sobre el escenario, tres grandes de la escena, Marta Hazas, Javier Veiga y Carlos Sobera, con el que hablamos en esta entrevista.


¿Qué vamos a poder ver el viernes en Valdepeñas?


'5 y Acción' es una comedia muy dinámica que cuenta las relaciones entre cinco personas que trabajan en el mundo de la televisión y se enfrentan entre sí mostrando sus virtudes y carencias por cuestiones de amor, un tema eterno donde los haya y en torno al que gira la vida.


¿Qué mensaje intenta transmitir '5 y Acción'?


La función trata de lo que las personas son capaces de hacer y hasta dónde son capaces de llegar para conseguir sus sueños. Unas veces son sueños legítimos, como quiero ser actriz o estoy enamorado, y otras veces son sueños espúreos, como el poder y la gloria. Trata de cómo las personas ponen en juego sus vidas para conseguir objetivos arriesgando todo lo necesario y terminan haciendo cosas muy reprochables. Todos los personajes muestran sus carencias de una manera bochornosa en esta función.


¿Cómo es tu personaje?


Es el dueño de una cadena de televisión y por lo tanto concentra mucho poder. Está por encima de los 50 y viviendo una segunda juventud. Ha convertido en un lema para seguir siendo joven la conquista irracional de mujeres y se enamora de una chica del tiempo en su canal, que quiere ser actriz y convertirse en una estrella, a la que le produce una película solo con el objetivo de seguir teniéndola en su cama. Es un personaje con poca ética, un poco vomitivo, que utiliza todo su poder para conseguir lo que quiere, que es sexo con chicas jóvenes. Y para eso no duda incluso en traicionar a su propio amor, que es la chica del tiempo, a la que le hace una película pero con el peor director del mundo porque quiere asegurarse de que fracasa para seguir estando a su lado. Y en ese juego demuestra que es un personaje carente de ética, con muy pocos escrúpulos y capaz de hacer lo que sea necesario para conseguir o mantener lo que quiere.


¿La obra utiliza elementos multimedia?


Sí, una de las características de la función, que sorprende mucho al público, es que como se trata del rodaje de una película, la película se va rodando a medida que va transcurriendo la función de teatro. Entonces, se ve todo el proceso desde el casting para ver quién son los actores de la película hasta la filmación de la película. Todo eso se va intercalando porque forma parte del argumento dramático en la función. Y en esas proyecciones se ve la participación de muchos compañeros como Quique San Francisco, El Langui, cantidad de actores que han querido colaborar con nosotros en este rodaje.


Habéis estado en Madrid con esta obra. ¿Cómo ha sido la reacción del público y qué balance puedes hacer?


Madrid fue excepcional. Estrenamos en noviembre del año pasado y acabamos en marzo. Fue uno de los éxitos de la temporada y nos fue muy bien en todos los éxitos, crítica, público, taquilla, y comenzamos luego la gira y la acogida ha sido muy buena. Es una comedia que despierta las mismas respuestas del público. De hecho, ahora en noviembre, cumpliéndose el año, volvemos otra vez a Madrid, al Teatro Reina Victoria, donde estaremos otros cuatro meses hasta marzo de 2018 para luego completar el final de la gira.


¿Las situaciones que se dan en la obra ocurren en la vida real?


En la vida real seguro que nos superan. Estoy convencido. Porque siempre nos parece que lo que se plantea en una película o en una obra de ficción es algo no real pero luego en la vida real seguro que hay algo que te sorprende más.


¿Qué proyectos tiene Carlos Sobera?


Sigo con 'First Dates' en Cuatro, grabando a destajo porque emitimos seis programas a la semana y hay que estar ahí todo el día en el restaurante. Luego estoy esperando que se emita 'Little Big Show' que es un programa que hemos hecho con niños y continuar con la representación de la obra de teatro. Y ya con esto tengo más que suficiente, no me queda tiempo libre para nada.


¿Cómo invitarías al público a ver la obra en Valdepeñas?


Les diría que van a pasar una hora y media muy divertida, que se van a reír a mandíbula batiente desde el principio hasta el final, que es muy trepidante el ritmo, que la función te lleva en volandas constantemente, no tiene ningún punto de bajón, es muy divertida y también te da la oportunidad de sonreír sobre cómo somos los seres humanos en el fondo. En definitiva, se lo van a pasar cañón, así que no desaprovechen la oportunidad.