Diputación y Junta firmarán un Plan de Caminos dotado con 9 millones de euros, la inversión más potente jamás acometida en dos años en la provincia

|


La Comisión de Infraestructuras de la Diputación de Ciudad Real ha aprobado esta mañana un convenio, que recibirá el visto bueno definitivo en el Pleno ordinario que celebrará la Corporación el próximo vienes 27 de octubre, mediante el que la institución provincial retomará el Plan de Caminos conjunto con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que revocó unilateralmente el Gobierno de Cospedal en el mandato 2011-2015.


Así lo ha anunciado esta mañana el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, quien acompañado por el vicepresidente Manuel Martínez ha comparecido ante los medios para explicar que una vez que se suscriba el acuerdo y se proceda a intervenir en los caminos, a partir del próximo mes de enero, se ejecutará la inversión “más potente y amplia” que jamás se ha realizado en el territorio ciudadrealeño en la historia de la provincia en un período de tiempo tan corto, puesto que se aplicarán a partes iguales 9 millones de euros para las anualidades de 2018 y 2019.


Con respecto a la inversión que realizó en solitario la Diputación en la anterior legislatura, se duplica la cuantía, ya que entonces se cifró en 4'5 millones de euros, y se reduce a la mitad el tiempo de ejecución, dado que la anterior intervención fue concebida con un horizonte cuatrienal. Estos datos, según ha apuntado Caballero, dan una idea muy aproximada de la dimensión que adquiere el convenio para las dos próximas anualidades.


Ha explicado Caballero que todos los ayuntamientos van a recibir un mínimo de 15.000 euros, cantidad que será incrementada en base a criterios objetivos y ponderados que casi con toda seguridad proporcionarán a los 102 pueblos y 3 entidades de ámbito inferior al municipio que jalonan la geografía provincial una inversión que duplicará el montante que venían recibiendo.


Caballero ha explicado, en este sentido, que los recursos que lleguen al margen del fijo que se han determinado se contabilizarán atendiendo al tamaño de las parcelas, más puntos cuanto más pequeñas sean porque se pretende primar un modelo de agricultura que no sea latifundio. Incrementarán igualmente las cuantías asignadas a cada pueblo el número de propietarios de explotaciones que sean jóvenes o mujeres; la tasa de desempleo con respecto a la media regional; así como a los municipios de menor tamaño con menos personas censadas y, por tanto, con menos densidad de población.


Tener pedanías, que al menos del 50 por ciento del territorio esté en zona de montaña o en espacios protegidos por la Red Natura o acreditar consignación de itis, como ocurre en los municipios de la comarca del Campo de Montiel, son otras consideraciones a tener en cuenta a la hora de incrementar la asignación con cargo al próximo Plan de Caminos Diputación-Junta. En definitiva, lo que pretenden, atendiendo a las valoraciones de Caballero, es invertir 9 millones de euros en el arreglo de caminos que ya existen favoreciendo a los pueblos más pequeños, con menos población, con mayor carácter rural y más influencia medioambiental y de protección de la naturaleza.


Se considera, además, interesante con esta actuación facilitar las comunicaciones entre pueblos y aldeas, no sólo ayudar a pequeños propietarios al uso agrícola de sus parcelas, porque también es importante posibilitar la movilidad de las personas que viven en zonas rurales mientras se apoya a agricultores y ganaderos reforzando así el sector agroalimentario, el más representativo en la economía provincial.


No en vano, se tiene previsto intervenir en una red de caminos que suma 27.157 kilómetros y que está diseminada en 20.000 kilómetros cuadrados, en los también están enclavadas 720.000 parcelas de aprovechamiento agrario. Caballero ha destacado, asimismo, que Ciudad Real es una de las provincias de España más densa en extensión y que más aportación hace a la renta agraria de nuestro país.


En otro orden de cosas, ha reparado en el revulsivo que va a suponer para nuestros pueblos y sus gentes una inversión de 9 millones de euros en el arreglo y adecentamiento de caminos rurales en lo que concierne a la creación de empleo y al movimiento de las empresas locales y provinciales. Sin contar con que también se producirá una aportación de material que procederá, igualmente, de nuestro entorno con la consiguiente creación de riqueza. “Todo esto va a generar una vida muy importante en nuestros pueblos”, ha dicho.


Ha agradecido el presidente de la Diputación el trabajo del vicepresidente responsable del área de Infraestructuras, Manuel Martínez, y ha anunciado la creación de dos comisiones, una para valoración de solicitudes y otra para el seguimiento del Plan de Caminos, en la que estarán representadas las dos admnistraciones que financian esta histórica inversión. Ha añadido que la adjudicación será absolutamente transparente porque será sencillo aplicar los criterios para objetivar las subvenciones que se afrontarán, por parte de la Diputación, con el Presupuesto de 2018, y por parte de la Junta con recursos que provienen del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).


Caballero ha resaltado, por último, que aunque con esta actuación se quiere favorecer a la agricultura y a quienes residen en zonas rurales facilitando su movilidad y las comunicaciones, también se pretende impulsar otro tipo de usos como el senderismo o las actividades de ocio que se llevan a cabo en caminos.