Manuel Rivas Cabezuelo: “Siempre he querido escribir para transmitir a la gente del Campo de Montiel una historia que estuviera localizada en esta tierra”

|


Natural de Torre de Juan pero residente en Villanueva de los Infantes, Manuel Rivas Cabezuelo es ingeniero metalúrgico y siempre le ha gustado escribir. Ahora, una vez jubilado y con tiempo libre para dedicarlo a su mayor afición, presenta su primera novela, ‘El otro hidalgo’, este sábado a las 21:30 horas en Café con Letras. Y tan buena acogida está teniendo que ya tiene preparada una segunda novela relacionada con una piedra de alabastro que hay en la ermita de su localidad natal con unos símbolos grabados que nadie ha sido capaz de descifrar hasta la fecha.


¿Cómo surgió presentar este libro en Café con Letras?


Fue fruto de la coincidencia. Caminaba por la calle de los comercios con mi mujer y llevaba un libro en la mano. Entonces nos encontramos con el Café con Letras, que no conocíamos, entramos y vimos que había muchos libros. Se me acercó una chica y me dijo que estaban de limpieza, que estaba el local cerrado, pero le pregunté si podía dejar el libro allí para que la gente lo conociera y así fue como comenzó.


¿Cómo es esta novela?


Se editó hace ocho meses. Está ambientada en Villanueva de los Infantes y la acción ocurre a finales del siglo XVI, hacia 1.590. Me he documentado muchísimo sobre cómo era esta localidad en aquella época. Versa sobre unos niños y el protagonista es hijo de un hidalgo pobre. Quiere ser artista, pintor, y gran parte de la novela ocurre en un viaje que inicia este niño, cuando tiene unos veinte años, desde Villanueva de los Infantes hasta Florencia donde un maestro pintor, favorecido por los Medici, se ocupaba de enseñar pintura a los jóvenes con talento que no tenían dinero para tener un profesor. En este viaje le ocurren infinidad de historias.


Además, hay algo interesante en el libro, ya que yo dibujo. De hecho, en el Certamen de Dibujo ‘Gregorio Prieto’, de Valdepeñas, ya me han seleccionado en varios años, así que el libro tiene ilustraciones mías. Cada capítulo empieza con un dibujo.


¿A qué público va dirigida?


Va dirigida a un público al que le gusta la novela histórica. En estos años ocurrieron muchos sucesos interesantes en la historia de España y los recojo en la novela. Pero hay una cosa interesante que me han dicho algunos lectores. Hay una serie de anotaciones de carácter cultural. Por ejemplo, en el libro se describe cómo se fabrica una espada en la forja de aquella época. También se define cómo se fabrica el papel en los molinos papeleros que había en la provincia de Cuenca. En su viaje, cuando pasa por Valencia, trabaja en una fundición de bronce, con lo que explico cómo funcionaba una fundición de bronce en aquella época. La novela está salpicada de estos detalles que mucha gente me lo ha reconocido.


Imagino que le habrá llevado mucho tiempo documentarse…


La verdad es que sí, me ha llevado mucho tiempo. Afortunadamente Internet ha sido una herramienta muy útil. Pero también me he documentado con libros de la biblioteca de Villanueva de los Infantes y libros de la biblioteca de Terrassa (Barcelona), donde he escrito la mayor parte de la novela.


¿Por qué el título de ‘El otro hidalgo’?


Se dice, yo quiero creerlo así, que Don Quijote vivió en Villanueva de los Infantes, que es ese lugar de La Mancha. Entonces, el propio Don Quijote, Alonso Quijano, es uno de los protagonistas de la novela, el mejor amigo del protagonista. Él era un hidalgo, por lo que decidí poner ‘El otro hidalgo’ para diferenciarlo del otro hidalgo que es el Quijote.


¿Qué ha querido transmitir con esta novela?


Es mi primera novela. Siempre he querido escribir pero nunca he tenido tiempo. Quería darle a conocer a la gente del Campo de Montiel una historia que estuviera localizada en esta tierra y les quería transmitir mis conocimientos. Fue mi mujer la que me animó a escribir y cuando me jubilé hace dos años fue cuando comencé a escribir en serio. Anteriormente había escrito tres libros relacionados con la metalurgia destinados a estudiantes, ya que soy ingeniero metalúrgico, y están en todas las universidades de España y Latinoamérica.


¿Cuántos ejemplares se han editado?


Se han editado 375 ejemplares y de momento se han vendido 202, lo cual para un neófito como yo no está nada mal, estoy muy contento. Sobre todo, cuando voy por la calle en Infantes me preguntan si soy yo el escritor y me quedo muy sorprendido.


¿Dónde lo podemos encontrar en Valdepeñas?


Se puede comprar en las librerías Nobel y Bécquer.


¿Después de esta primera novela vendrán más?


Sí, de hecho ya tengo terminada una segunda novela. Se titula ‘El Legado de Svante Einarson’, que es un templario sueco que en el año 1302, en la Encomienda Sueca de Estocolmo, decide venir a Castilla a combatir contra los musulmanes. El eje de la novela es una piedra de alabastro blanco que hay en la ermita de Torre de Juan Abad que existe en la realidad. Esa piedra tiene unos grabados, unos símbolos, que nadie ha sabido descifrar. Incluso ha venido un experto lingüista de la Universidad de Tel Aviv (Israel) y tampoco pudo descifrarla. Han venido expertos de Barcelona, Madrid, Córdoba, y nadie sabe qué es eso. Por otro lado, la novela está ambientada en dos épocas, en el año 1302 y en la actualidad. En la actualidad hay un chico que vive en Barcelona, hereda una casa en Villanueva de los Infantes y en los sótanos de esa casa encuentra un pergamino que tiene unos símbolos que más tarde su novia descubre que están relacionados con los símbolos de la piedra de alabastro de la ermita de Torre de Juan Abad. A partir de ahí se inicia una búsqueda de una parte del tesoro de los templarios.


Suena interesante….


Sí, la verdad es que ya hay una editorial que se ha ofrecido a editar el libro, así que se editará a principios del próximo año.