El Gobierno regional dedicará en 2017 un presupuesto de 160.000 euros a inversiones de mantenimiento en el CADIG Guadiana de Ciudad Real

|



El Gobierno regional ha incrementado un 840 por ciento las inversiones de conservación y mantenimiento en el Centro de Atención a Personas con Discapacidad Grave CADIG “Guadiana I” de Ciudad Real, pasando de 17.000 euros en 2015 a 160.000 euros en 2017.


Así lo ha asegurado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, en la visita que ha realizado al centro, en la que se ha reunido con la directiva de la asociación de padres de residentes para comunicarles que en 2018 esa partida se va a incrementar “para atender las necesidades de accesibilidad y comodidad para todos los residentes.

Aurelia Sánchez ha recordado que el Guadiana es el CADIG de mayor tamaño de Castilla-La Mancha, cuya red de centros de atención a personas con discapacidad intelectual grave está formada por 15 centros, cinco de ellos en la provincia de Ciudad Real, que atiende a 800 personas con discapacidad grave”.


La consejera ha señalado que el principal objetivo del CADIG es “mejorar significativamente la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual que en él residen”. Para ello se facilita a las personas con discapacidad intelectual una atención profesional especializada que “fomenta el desarrollo de sus capacidades personales, garantizando el respeto de sus derechos y de los valores individuales de cada persona, todo ello en un entorno residencial y de convivencia”.

El Complejo Residencial Guadiana

El Complejo Residencial Guadiana para personas con discapacidad intelectual grave se compone de dos edificios y cuatro viviendas tuteladas. El Módulo I que hoy ha visitado la consejera tiene capacidad para 136 plazas de residencia, de las cuales 117 están ocupadas y cuenta con 221 trabajadoras y trabajadores públicos entre laborales, funcionarios y estatutarios.

Su distribución arquitectónica se organiza en 14 viviendas, de las 12 están ocupadas y las personas con discapacidad intelectual grave que en ellas residen se organizan en unidades de convivencia.