Comienza la rehabilitación de la fachada de los edificios consistoriales

|



Tras el verano, las fiestas patronales y las Jornadas Medievales, la Concejalía de Obras emprende una nueva fase de rehabilitación de los edificios municipales situados en la plaza de la Constitución con el objetivo de recuperar el patrimonio y mejorar la imagen de este singular entorno ubicado en el ámbito de protección de la iglesia de la Asunción, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) desde 1991. En la primera fase se salvó el edificio de la Casa Josito. Ahora, se actuará en la cubierta y fachada de la primitiva Casa Consistorial y en el edificio anexo del actual Ayuntamiento.

Los trabajos han comenzado esta semana con la instalación del andamio tipo europeo que durante varios meses cubrirá las fachadas de estos dos edificios consistoriales. La rehabilitación de ambos tiene un plazo de ejecución de seis meses y un presupuesto que ronda los 50.000 euros. “El objetivo es recuperar la imagen de la plaza”, explicó Isabel Díaz-Benito, concejala de Obras y Urbanismo.

En el edificio del actual Ayuntamiento, construido entre 1926 y 1929, se restablecerá toda su fachada, “tremendamente deteriorada” según la edil. Para ello se repararán impostas, molduras, enfoscados, balconada y cornisa, incluida la zona del reloj. En el tejado de esta construcción ya se tuvo que intervenir de urgencia hace dos años tras desprendimientos en su cubierta.

En el edificio anexo de la primitiva Casa Consistorial, donde actualmente se ubica en salón de plenos, sí se intervendrá en la cubierta al objeto de unificarla con el resto de edificios municipales del entorno. También se cambiarán sus ventanales, sustituyendo los actuales de PVC por otros de madera natural fabricados en un taller de empleo por personal que estaba en paro, al igual que se hizo con las ventanas y balcones de la aledaña Casa Josito.

Los trabajos de ambas fachadas culminarán con su pintura, manteniendo los colores actuales. Además se recuperará la inscripción “Casa Consistorial” que figuraba en el frontispicio del antiguo Ayuntamiento, sobre los ventanales del salón de plenos, según informó Díaz-Benito. La concejala también avanzó que, en el objetivo del equipo de gobierno de “recuperar el patrimonio de Manzanares”, para el próximo ejercicio se pretende actuar en varias zonas de los soportales notablemente deterioradas.

Estas nuevas obras de rehabilitación en los edificios municipales de la plaza se suman a las que se realizaron meses atrás en el edificio del desaparecido bar Josito, que estaba prácticamente en ruinas tras desmontarse su cubierta en el anterior mandato municipal. Al mismo tiempo, con un importante plan de pintura, desde la Concejalía de Obras se ha intervenido en la conservación y mantenimiento de edificios emblemáticos como el Centro Cultural “Ciega de Manzanares”, la Casa de Cultura y la plaza de toros, así como en instalaciones deportivas, colegios públicos y en el cementerio.