Puesta en marcha de una nueva acción formativa para mejorar la empleabilidad y habilidades socio-laborales

|



Fomentar las habilidades socio laborales e invertir parte del tiempo en formarse, es el objetivo de la acción formativa “Taller de Reciclaje e Inserción Socio Laboral” puesto en marcha por el Ayuntamiento de Manzanares y Cáritas Interparroquial. Así lo ha explicado el concejal de Personal y Empleo, Pablo Camacho y el director de Cáritas , Diego Gallego en la presentación de este curso, donde siete personas participarán durante un periodo de tres meses en formarse en habilidades sociales, buenas prácticas laborales, limpieza y prepararse para acceder al mercado laboral.

La acción formativa “Taller de Reciclaje e Inserción Socio Laboral” se pone en marcha conjuntamente desde Cáritas Interparroquial de Manzanares y el propio Ayuntamiento a través del Servicio de Orientación e Intermediación Laboral (SOIL), en una propuesta que surge a través de Cáritas en una acción formativa enfocada a los usuarios que participan en el programa de reciclado e inserción socio-laboral que organiza Cáritas gracias al convenio firmado con el Ayuntamiento de Manzanares, para poner en marcha este servicio que beneficiará a la ciudadanía manzanareña, pues según Camacho, “ayudará a tener limpias las calles y por otro lado se dará formación laboral a estas personas con dificultades de exclusión social”.

El concejal responsable del área aseguró en la presentación de la acción formativa que el objetivo es, fomentar las habilidades socio-laborales e invertir parte de su tiempo en formarse “pues este es un apartado importante en el actual mundo laboral, creemos que hay que estar continuamente formándonos”, indicó Camacho, asegurando que por ello se tratará de mejorar las habilidades para mejorar la empleabilidad de los usuarios participantes.

De igual manera el edil quiso poner en valor la buena relación desde hace años con Cáritas Interparroquial de Manzanares, queriendo agradecer a la entidad la propuesta de la acción formativa mostrando total disponibilidad para seguir trabajando en el futuro conjuntamente, “y caminar en la misma dirección que es hacia el bienestar de la ciudadanía manzanareña”, manifestó Camacho, que resaltó el buen trabajo de Cáritas para la sociedad .

Además Pablo Camacho explicó que gracias a las políticas activas de empleo que el equipo de gobierno está poniendo en marcha, y por supuesto al trabajo de muchos empresarios y asociaciones, se están consiguiendo datos muy positivos para Manzanares. Así avanzó que tras los últimos datos dados a conocer en cuestión de desempleo, se pone de manifiesto una nueva bajada del paro por sexto mes consecutivo. Desde el año 2009 no se tenía una tasa similar a la actual, situándose en estos momentos en 1483 desempleados, lo que supone prácticamente 500 menos que hace dos años “por eso creemos que tenemos que seguir trabajando en esa línea y poner en marcha todas las iniciativas posibles para mejorar la empleabilidad de la ciudadanía manzanareña”, dijo Camacho.

Por parte del director de Cáritas Interparroquial de Manzanares, Diego Gallego, informó que los siete usuarios de esta acción formativa son personas con dificultades para encontrar empleo y en riesgo de exclusión social. El taller es parte de una labor medio ambiental importante, ya que además Cáritas lleva muchos años trabajando en la recogida de cartón, plástico y papel, de ahí que la base principal de este taller sea el dotar a los participantes en aprender habilidades sociales, buenas prácticas laborales, limpieza, y sobre todo, prepararse para acceder al mercado laboral.

Asimismo Gallego destacó la puesta en marcha del taller conjuntamente con el Ayuntamiento en las instalaciones del SOIL, que están dotadas de buen equipamiento, personal profesional, y se puede contar con todos los medios para llevar a cabo el taller de formación y completar los conocimientos de este programa, además el director manifestó su agradecimiento al Ayuntamiento manzanareño y en especial al concejal responsable del área, Pablo Camacho, por la buena acogida y predisposición para la puesta en funcionamiento de la acción formativa en la que en principio participarán estas siete personas y que al final serán unas cuarenta las que pasen por estos talleres.