La UP inicia el curso con 1.600 matrículas y mejoras laborales de su profesorado

|


El curso 2017/18 en la Universidad Popular de Manzanares comienza con un nuevo récord de matriculaciones y con mejoras laborales de su profesorado. En el acto inaugural celebrado este lunes en la Casa de Cultura, el alcalde dijo que el centro mantiene un crecimiento sostenible, con 1.600 matrículas, 140 propuestas formativas y 40 profesores que, cumpliendo el compromiso adquirido por el propio Julián Nieva, ya tienen reconocida su antigüedad. La UP reconoció la fidelidad al alumnado que cumple 20 cursos académicos en el centro.

Como ya ocurrió el pasado curso, el alcalde, Julián Nieva, y el concejal delegado de la UP, Pablo Camacho, entregaron certificados de reconocimiento a la fidelidad del alumnado que cumple 20 cursos académicos en este centro. Se trata de Juana Díaz-Merino Gallego, Gloria Bodas Mayoral, Julia Sánchez-Migallón González-Nicolás, Ramón Díaz-Madroñero Fuentes, Ana María García-Muñoz Sánchez-Migallón, María Paula García-Muñoz Sánchez-Migallón y Ascensión Ortiz Almendro.

No fue el único reconocimiento en el acto inaugural de este centro que cumple ya 28 años de vida. Julián Nieva destacó públicamente la gestión a lo largo de todos estos años de su director, Felipe Jerez, y la labor y alta cualificación del profesorado de la UP. Por ello, cumpliendo el compromiso adquirido con el claustro hace un año, el equipo de gobierno ha atendido la “justa y legítima” reivindicación de los profesores, que inician el curso con el reconocimiento de su antigüedad.

“No era razonable que algunos trabajaran aquí más de 20 años y no la tuvieran”, señaló el alcalde, quien explicó que sin judicializar el asunto se ha arbitrado una solución negociada dentro del marco de la legislación laboral. “El diálogo y la palabra son capaces de muchas cosas”, dijo Nieva durante el acto en clara alusión a la actualidad política nacional.

En su objetivo de mejora progresiva y sostenible de la UP, Nieva se mostró orgulloso de que este centro haya incrementado su matrícula en 300 personas en los dos últimos cursos y no descartó alcanzar los dos mil alumnos en unos años. Este crecimiento lo achacó más a su variada oferta formativa que a la rebaja de precios de los cursos, un 20% más baratos de media que en la pasada legislatura. “Con la rebaja hemos permitido que capas de población con dificultades también hayan podido participar en los cursos”, añadió el alcalde, para quien este centro funciona muy bien, forma parte de la vida diaria de muchos vecinos y goza del reconocimiento ciudadano.

Otras mejoras destacadas por el alcalde son las llevadas a cabo en las instalaciones de la Universidad Popular en la Casa de Cultura y en el Centro “Ciega de Manzanares”, con la pintura general -interior y exterior- de estos edificios históricos. En todos estos logros, tanto el alcalde como el director de la UP, resaltaron el trabajo “cercano y con muchas iniciativas” -según Felipe Jerez- del concejal del área, Pablo Camacho.

El acto inaugural del nuevo curso concluyó con la actuación del grupo de música antigua de la UP, que ha tenido gran protagonismo durante las recientes Jornadas Medievales.