Castilla-La Mancha reduce un 16 por ciento el déficit en un año, manteniéndose en la senda de cumplimiento del objetivo para este ejercicio

|


El déficit de Castilla-La Mancha el pasado mes de julio ascendió al 0,30 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), por lo que la región reduce su necesidad de financiación un 16 por ciento respecto al mismo mes del año pasado y se mantiene en la senda de cumplimiento del objetivo para este año.


El Ministerio de Hacienda y Función Pública ha hecho hoy públicos los datos del déficit de las comunidades autónomas correspondientes al pasado mes de julio, en los que recoge que la región alcanzó un déficit del 0,30 por ciento del PIB.

Según estas cifras oficiales, la necesidad de financiación de la región hasta julio fue de 121 millones de euros, lo que supone una reducción del 16 por ciento respecto al mismo mes del ejercicio pasado, ya que en julio de 2016 esta cifra ascendía a 145 millones de euros.

Estos datos coinciden con los que adelantó la pasada semana el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, en una repuesta parlamentaria en las Cortes de Castilla-La Mancha, en la que avanzó que el déficit de la región en los próximos meses se situaría en el entorno del 0,30 por ciento del PIB.

El objetivo de estabilidad presupuestaria de las comunidades autónomas para 2017 asciende al 0,6 por ciento del PIB, con lo que el déficit de Castilla-La Mancha tras siete meses, coincide con la mitad del objetivo.

De esta forma, tal y como el titular de Hacienda y Administraciones Públicas resaltaba en sede parlamentaria, Castilla-La Mancha se sitúa en la senda de cumplimiento del objetivo de déficit para las comunidades autónomas para este año.

En el ejercicio de 2016, el primero completo del Gobierno de Emiliano García-Page, Castilla-La Mancha cumplió por primera vez con el objetivo de déficit, el de deuda pública y con la regla de gasto.

El Ejecutivo regional se ha comprometido a mantener unas finanzas públicas saneadas a lo largo de toda la legislatura, lo que hará compatible con el cumplimiento del plan de recuperación social y económica para esta región, así como con los compromisos adquiridos con la ciudadanía.