Cruz Roja se desplazó a Yeste en su última ruta senderista

|



Cruz Roja reunió a más de medio centenar de personas en su desplazamiento hasta la localidad albaceteña de Yeste, dentro de sus actividades de senderismo. La expedición atravesó la Sierra de Alcaraz y casi toda la del Segura hasta llegar al destino, en una ruta algo dura por las elevadas temperaturas.

Los cincuenta y siete senderistas se llevaron una primera impresión algo desoladora de Yeste, no por su famoso incendio, sino por el estado de su embalse de la Fuensanta. El pantano está prácticamente seco en la actualidad con sólo un 5% de su capacidad.

Posteriormente, discurrieron por las calles estrechas y laberínticas de la localidad, destacando su castillo y la parroquia de la Asunción. Cruzaron también por collados hasta llegar al Barranco del Oro, un espectacular paraje casi selvático, aunque lo más llamativo fue el Estrecho del Infierno, según aseguraron desde la organización.

Una ruta espectacular con temperaturas más elevadas de lo normal, lo que hizo más dura la actividad. Los senderistas notaron la subida de diez grados con respecto al día anterior, según reconocieron, pero finalizaron contentos el itinerario previsto.