Medio Ambiente lanza unos dispensadores de bolsas con forma de hueso bajo el lema 'Él no puede, tú sí. ¡Utilízame!'

|


La Unidad de Protección del Medio Ambiente (UPROMA) lleva abiertos, desde que empezara a funcionar en marzo, un total de 60 expedientes sancionadores y el número de perros censados en Valdepeñas ha aumentado en 300. Son algunas de las consecuencias que se desprenden del funcionamiento de esta unidad, cuya labor de vigilancia "se está notando", tal y como ha indicado la concejala de Medio Ambiente, Amparo Crespo, quien ha recordado que el UPROMA se creó con el fin de concienciar a los dueños de canes para que cumplieran la normativa.


Así, primero se les avisa y, después del primer aviso, si se es reincidente, los agentes del UPROMA imponen las sanciones, que van desde los 50 a los 300 euros. En este caso, desde marzo se han abierto 60 expedientes sancionadores, de los que el 60% han sido por no recoger las deposiciones de la vía pública; el 30% han sido por tener al animal debidamente censado o por no tener licencia y documentación correspondiente en el caso de un perro potencialmente peligroso; y el 10% restante ha sido por llevar al perro suelto o sin bozal.


Además, los efectos del UPROMA se han notado también en el número de bolsas para recoger excrementos repartidas por la concejalía de Medio Ambiente de forma gratuita. Así, si antes se repartían unas 80 bolsas al mes, esta cifra se ha incrementado hasta las 120, e incluso se ha llegado algún mes a las 140. "Esto demuestra que la gente se va concienciando poco a poco", ha indicado Crespo.


Huesos dispensadores de bolsas


Precisamente para seguir con este ritmo, desde Medio Ambiente se han adquirido unos huesos dispensadores de bolsas que se pueden adquirir gratuitamente en la concejalía. Cada hueso contiene 15 bolsas, es pequeño y se puede guardar fácilmente, y lleva impreso el lema 'Él no puede, tú sí. ¡Utilízame!' El fin que se persigue con esta nueva iniciativa es "que se cumpla la normativa y que las calles permanezcan limpias", ha recordado la edil de Medio Ambiente.


Por otro lado, en los últimos seis meses de aplicación de la UPROMA ha aumentado en 300 el número de perros censados en Valdepeñas, cifra que alcanza un total de 4.023 canes. 


Centro Municipal Canino


Igualmente, Crespo ha recordado que se ha modificado el pliego de condiciones del Centro Municipal Canino para optimizar los recursos y mejorar las condiciones que ya existían. Entre estos cambios, se han modificado las tasas y se ha creado un nuevo servicio, el de incineración. Y es que ahora una persona que tenga un perro que fallezca, puede acudir hasta este centro, incinerarlo de manera individual y guardar sus cenizas en una urna. Así, las urnas han sido elaboradas por los usuarios de AFAD y los beneficios que se obtengan serán para este colectivo.


Además, la concejala de Medio Ambiente ha apuntado también que el servicio de veterinario del Centro Municipal Canino sólo es para los animales que se hallan en este centro y ha hecho hincapié en la máxima de 'sacrificio cero' que se persigue desde la concejalía. Ante esto, ha indicado que el número de perros censados en este centro canino ha pasado de 80 a algo más de 50, registrándose una media de 10 adopciones al mes.


Por último, Crespo ha aprovechado su intervención para pedir a los ciudadanos que tengan perros, que acudan a la Concejalía de Medio Ambiente a recoger las bolsas gratuitas, que recojan las deposiciones de los perros en la vía pública y que cumplan las normas; "en definitiva, que seamos más cívicos".