Las nuevas ayudas para la formación de ‘agrupaciones de productores’ incentivan la fusión cooperativa en los pueblos de Castilla-La Mancha

|


El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha manifestado que “estamos viviendo una auténtica revolución en el sector cooperativo de Castilla-La Mancha”, durante el acto de acuerdo de fusión entre las cooperativas vitivinícolas de Ontur y Albatana, en la provincia de Albacete. Un acuerdo que se enmarca en la línea impulsada por el Gobierno regional en materia de integraciones y fusiones comerciales de las cooperativas y empresas agroalimentarias de la Comunidad Autónoma.


El grupo resultante, ‘Ontalba’, podrá beneficiarse de las ayudas dirigidas a las agrupaciones de productores, aprobadas por el Gobierno de Emiliano García-Page y publicadas, la pasada semana en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM). Así lo ha confirmado el consejero, que les ha animado a aprovechar el plazo para solicitar la ayuda establecida, “que puede ser de hasta 400.000 euros”.

En este sentido, ha animado también a todas las empresas agroalimentarias de la región a dar ese paso de la integración comercial, creando agrupaciones de productores, ya que “tienen hasta el 14 de noviembre para solicitar esta ayuda en la que tenemos muchas esperanzas puestas y gracias a la cual estamos consiguiendo muchos proyectos de fusión e integración comercial”. El objetivo sirve para mejorar la capacidad de negociación de los viticultores en la cadena alimentaria y mejorar la eficiencia en los recursos públicos tanto de las cooperativas, como de las ayudas de la Administración.

A la firma de esta fusión para apoyar a los consejos rectores y socios de ambas cooperativas han asistido junto al consejero, el director provincial de Agricultura, Manuel Miranda; el subdirector de Cooperativas Agroalimentarias Castilla-La Mancha, Juan Miguel del Real; el presidente de la Denominación de Origen Jumilla, Pedro Lencina; el alcalde de Ontur, Francisco Antonio Vizcaíno; el alcalde de Albatana, Francisco José Mansilla, y el representante de la Plataforma de Regantes y Usuarios de la cabecera del Segura, Guillermo Sánchez Negrillo.

Redistribuir mejor el agua del Segura

En otro orden de cosas, el consejero de Agricultura ha insistido en la necesidad de redistribuir mejor el agua de la cuenca alta del Segura para que tengan acceso los agricultores de la provincia. "Es muy importante que se tenga en cuenta a los agricultores de Castilla-La Mancha cuando hablemos de agua y que los viticultores de las cooperativas y de las empresas de nuestra región, particularmente, los de esta nueva cooperativa tengan acceso al agua”, ha señalado en referencia a los Planes Hidrológicos adoptados por el Gobierno central.

De esa manera, “ligando esa integración comercial, con la apuesta por la calidad y teniendo agua, estoy convencido que estamos en condiciones de liderar los mercados internacionales en el futuro", ha asegurado. El consejero ha reivindicado la importancia de atender los regadíos sociales, pues “el viñedo es un cultivo muy social porque el reparto de la riqueza llega a la mayoría de las familias de los pueblos”. En este caso, la mitad de los habitantes de estos municipios son socios de las cooperativas, ha ejemplificado.

‘Ontalba’ facturará unida 6,5 millones euros

El grupo cooperativo ‘Ontalba’ alcanzará una producción media de 15 millones de kilos de uva aproximadamente, unos 3,5 millones de kilos de uva anuales de la cooperativa San Isidro y alrededor de 11 millones de kilos la cooperativa San José. Ambas cooperativas comercializan sus vinos bajo la Denominación de Origen Jumilla, con producciones bajas, pero de una excelente calidad.

Mediante la Orden de ayudas de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, con el fin de promover e incentivar la creación de estas Agrupaciones de Productores, se han implementado unas ayudas que podrán alcanzar los 400.000 euros en un período de cinco años, cuyos beneficiarios serán aquellas agrupaciones que se comprometan a ejecutar un plan empresarial de comercialización conjunta de sus productos agroalimentarios.

Asimismo, el procedimiento de concesión de estas ayudas es el de concurrencia competitiva, por lo que se han establecido unos criterios de selección dando prioridad, por ejemplo, a aquellas agrupaciones en las que al menos uno de sus miembros sea mujer; sea una entidad asociativa (cooperativa o SAT), así como para aquellas agrupaciones cuyo objeto sea la comercialización de los productos agroalimentarios considerados estratégicos en la región (aceite de oliva, vino, ajo, azafrán, productos lácteos de leche de oveja o cabra, miel, leguminosas grano, frutos secos y cebolla).

Asimismo, la integración asociativa, además de mejorar la capacidad negociadora a la hora de realizar sus operaciones con terceros va a permitir que tanto las Entidades Asociativas Prioritarias de Interés Regional como las Agrupaciones de Productores de Productos Agroalimentarios tengan preferencia en el acceso a las distintas líneas de ayuda del PDR de Castilla La Mancha.

Una preferencia que no sólo será para las entidades asociativas, si no que los socios, tanto agricultores como ganaderos que las integren, también tendrán acceso preferente a las líneas de ayuda como la de incorporación de jóvenes agricultores o la de modernizaciones de explotaciones (planes de mejora).