El comedor escolar del colegio Lucero empezará a funcionar en el curso 2018-2019

|


El comedor escolar del colegio Lucero comenzará a funcionar el próximo curso escolar. Así lo ha anunciado el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, durante la visita que ha realizado a las obras acompañado por el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero. Se trata de un recurso necesario en una localidad como Valdepeñas, tal y como han destacado ambos, que cuenta con un presupuesto de 480.000 euros, se ejecutará en dos fases y, una vez finalizado, la gestión pasará a manos de la Consejería de Educación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.


Así, este comedor escolar "es una actuación que se corresponde con una necesidad política de la Diputación para hacer inversiones que no se pueden cubrir con recursos municipales y sirve al interés general y al bienestar de nuestros vecinos", tal y como ha destacado Caballero. En este sentido, ha puesto en valor la colaboración y la "buena sintonía política" entre administraciones, en este caso Gobierno regional, Diputación de Ciudad Real y Ayuntamiento de Valdepeñas, "empujando todos en la misma dirección, lo que está beneficiando a los ciudadanos de esta tierra", ha señalado el presidente de la institución provincial, añadiendo que "hemos conseguido superar el tiempo en que los consejeros insultaban a los alcaldes".


Y gracias a esta "magnífica colaboración" entre administraciones "se pueden hacer infraestructuras como ésta del comedor escolar, que es muy necesaria en los tiempos actuales y que tiene que ver con asegurar la alimentación de los niños con dificultades económicas y con los que tienen problemas de organización familiar".


Igualmente, Caballero ha destacado la "gran inversión" que la Diputación de Ciudad Real ha hecho en Valdepeñas en lo que va de legislatura. Así, en 2016 se destinaron 1.655.000 euros a distintas actuaciones en la Ciudad del Vino, una cifra que nunca antes se había alcanzado. Pero lo importante, ha indicado, "no es la cantidad sino que estos recursos resultan muy rentables y productivos en términos de bienestar de los vecinos porque este Ayuntamiento es ejemplo de buena gestión de los recursos públicos".


Unos recursos que ahora mismo la Diputación está destinando, aparte de al comedor escolar, a las obras de urbanización de la calle Constitución, "que es un buen ejemplo de cómo el dinero público puede servir para el bienestar de los ciudadanos y también para crear empleo". En este punto, ha destacado que Valdepeñas "es una localidad que va muy bien en la generación de empleo, que es uno de los objetivos de la Diputación", ha indicado Caballero, quien ha añadido que "estamos reduciendo la tasa de desempleo y, en este sentido, la obra pública sirve para generar empleo, que contribuye al objetivo de bienestar de la gente".


Por su parte, el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, ha querido agradecer a la Diputación su colaboración para llevar a cabo el comedor escolar, algo que el Ayuntamiento "no habría podido hacer nunca", debido a que los ayuntamientos "están intervenidos por el Estado y no pueden destinar ningún dinero a algo que no es su competencia, como es la educación".


Igualmente, el primer edil ha explicado que el comedor escolar se ha hecho en el colegio del Lucero porque era el único que cumplía con todos los requisitos exigidos en materia de seguridad, al contar con una parcela exterior y separada del colegio. No obstante, podrá ser utilizado por todos los niños de Valdepeñas que lo necesiten. "Tendremos que sentarnos con todas las AMPAS de todos los colegios para ver cómo, de acuerdo a las ratios de comedores escolares de la Junta, se puede atender a todos los niños que lo necesiten poniéndoles un medio de transporte", ha señalado. 


No obstante, Martín ha querido dejar claro que durante todos estos años de crisis económica, gracias a la gestión de los Servicios Sociales, "en  Valdepeñas el Ayuntamiento ha estado dando el servicio de alimentación a todos los niños y familias que lo han necesitado, por lo que no hay ningún niño que se levante y se quede sin desayunar, sin comer o sin cenar".


Características


El nuevo comedor escolar cuenta con una superficie de 365 metros cuadrados, de los que 310 metros cuadrados están dedicados a distintas dependencias. El edificio, de planta baja, responde a las necesidades de un comedor escolar, y cuenta con una zona de acceso desde la calle y que también comunica con el colegio del Lucero. También tiene una zona dedicada al personal, como la cocina, un lavadero o un vestuario, una zona de aseos públicos y, en el centro del edificio, se sitúa el comedor escolar propiamente dicho.