Conferencia sobre la incapacitación en los enfermos de alzheimer en las Jornadas en Manzanares

|



El Hospital “Virgen de Altagracia” sigue inmerso en las I Jornadas Ciudad de Manzanares de Alzheimer, donde han tenido lugar diversas conferencias que se han centrado en el apoyo de la asociación al enfermo de alzheimer y su cuidador, a cargo de la asociación alzheimer de Tomelloso. Seguidamente se expuso una conferencia sobre “Las voluntades anticipadas”, con la trabajadora social del Hospital “Virgen de Altagracia”, María Jesús Guerrero, para dar paso a la Teniente Fiscal de la Audiencia Provincial de Ciudad Real y Fiscal Delegada de la Sección Civil de Castilla-La Mancha, que puso sobre la mesa “Cuando el enfermo de alzheimer no puede decidir por sí mismo: la incapacitación”. Finalizó la jornada con la Fundación Mayores hablando sobre “Cuando el enfermo de alzheimer no puede ser atendido”, y el Encuentro Profesional: la enfermedad de alzheimer desde la terapia ocupacional.

La conferencia “Cuando el enfermo de alzheimer no puede decidir por sí mismo: la incapacitación”, a cargo de la Teniente Fiscal de la Audiencia Provincial de Ciudad Real y Fiscal Delegada de la Sección de Civil de Castilla-La Mancha, Carmen Mendiola Gómez, se centró sobre los medios legales que pone a disposición la legislación española, para suplir la voluntad y la capacidad de obrar de aquellas personas que por tener la enfermedad de alzheimer no pueden decidir por sí mismas y se verían totalmente desprotegidas. “De este modo podrán llevar una vida lo más normal posible, como la pudieran llevar antes de contraer la enfermedad”, indicó la ponente.

Los trámites a seguir, según informó Mendiola Gómez, son muy sencillos y se inician a través de una demanda, por un lado a través de un abogado o procurador con costes a cargo de la familia, o por el contrario la ley faculta a poder acudir al ministerio fiscal, y tras la oportuna presentación de la documentación es cuando éste pone la demanda y se inicia el procedimiento de discapacidad. Todas las demandas se interponen desde Ciudad Real, pero se van mandando a los distintos juzgados, ya que después cuando se celebre el juicio y se declare la discapacidad de la persona, se celebrarán en los distintos partidos judiciales atendiendo al domicilio de dicha persona.

La Teniente Fiscal de la Audiencia Provincial asegura que los trámites no son largos en el tiempo, y en cuestión de dos o tres días una vez presentada la documentación se inicia la demanda, ya que tan solo conllevaría nombrar un defensor judicial, reconocimiento por el médico forense y el juez del presunto discapacitado, celebrándose posteriormente un juicio “tratando principalmente de proteger al discapacitado”, indica Carmen Mendiola.

Otra información de interés que explicó Mendiola es que el médico forense determina la fase de discapacidad de la persona. Antes la discapacidad era total o parcial solamente para la administración de los bienes, pero ahora la discapacidad es para apoyos puntuales. Es de destacar que este tipo de incapacitación va desde enfermedades mentales los cuales no sean capaces de decidir por sí mismos, hasta enfermedades físicas que sean muy invalidantes que tampoco permitan a las personas decidir, aunque lo más común y en la que más se trabaja es la enfermedad de alzheimer.

La jornada del miércoles 20 vendrá marcada en la Residencia “Los Jardines” por los encuentros profesionales con temas como “Revisando intervenciones: hacia una atención integral e integrada” y “La enfermedad de alzheimer desde la fisioterapia”, además de la jornada de puertas abiertas en la misma residencia manzanareña.