Raquel Martín Coronado: "Representar una obra de teatro en Madrid es un sueño hecho realidad"

|


Se considera totalmente valdepeñera aunque por circunstancias del destino naciera en Madrid. Pero fue bautizada en la Asunción y toda su familia es de Valdepeñas, tierra de la que se confiesa una enamorada. Ahora la encontramos, hasta el 1 de octubre, en el Teatro Quevedo de Madrid donde está representando, con gran éxito de crítica y público, la obra 'Cinco mujeres con el mismo vestido', de Descalzos Producciones. Se trata de su primer salto hacia el teatro profesional, después de llevar años haciendo teatro de forma amateur. Con ella hemos hablado sobre esta divertida obra.


¿Qué historia cuenta esta obra de teatro?


Es una obra de teatro en la que cinco mujeres que asisten a una boda, cinco damas de honor, se reúnen y se esconden en la habitación en la que van a vestir a la novia porque por distintas razones ninguna quiere estar en el convite. Con las conversaciones que mantienen dan sus distintos puntos de vista sobre la vida, la amistad, el amor... Todas tienen un nexo en común, que es que todas mienten. Y al final, a medida que va transcurriendo la obra se va descubriendo cuál es la verdad de cada una. Es una obra muy divertida, muy cómica, pero también muy tierna con algún momento un poco duro. Tiene de todo y yo estoy encantada.


¿Qué significa para ti como valdepeñera formar parte de este reparto en el Teatro Quevedo de Madrid?


Para mí significa muchísimo primero por lo que supone representar en Madrid, que siempre 'viste' más. Y luego el hecho de ser valdepeñera también es mucho. Sólo el referente de Paco Nieva es una barbaridad. Y piensas que una chica sencilla de un pueblo que pueda llegar a representar en Madrid. Yo siempre hago gala de mi pueblo, estoy enamorada de mi pueblo, y de hecho todo el mundo lo dice, que soy la 'manchegorra' del grupo. Para mí es un sueño hecho realidad.


Cuando eras pequeña y querías ser actriz ¿pensabas que llegarías a representar algún día una obra en Madrid?


Es el sueño. Pero muchas veces ves que el sueño no llega hasta que de repente un día llega. Yo ahora mismo estoy en una nube y no me lo puedo creer todavía mucho. Lo que me da miedo es que cuando se acabe va a ser cuando realmente me lo crea. Pero espero que dure mucho. De momento estamos teniendo mucho éxito así que esperamos que dure bastante.


¿Cómo es tu personaje en 'Cinco mujeres con el mismo vestido'?


Mi personaje es la hermana de la novia. Es la que tiene la habitación donde todas van entrando. Es un personaje marcado por el malhumor, por la ira, con un sentido del humor muy ácido. Es la que menos soporta de manera abierta toda la hipocresía de la gente que está asistiendo a esa boda. Es un personaje del que luego descubrimos que tiene una razón para ser así. Es un personaje con el que me siento en algunas cosas muy identificada y que he intentado hacer muy mío.


¿Cómo está respondiendo el público? Creo que habéis colgado el cartel de 'No hay entradas'...


Sí, lo seguimos colgando. Estos días ha ido muy bien de público y este fin de semana hemos colgado para los dos días el cartel de 'No hay entradas', para el viernes que viene tampoco quedan, se está llenando el teatro muy bien. Está recibiendo una acogida muy buena aunque hemos empezado a promocionarlo un poco tarde. Pero el boca a boca ha hecho mucho, las opiniones de Atrápalo también todas son de diez, así que estamos muy contentas. Porque además todas somos mujeres. Somos una compañía íntegra de mujeres desde la dirección, adaptación, incluso los técnicos son mujeres. No es lo que hayamos buscado, ha salido así. Nuestro productor es Jesús Cisneros y siempre insistía en la misma idea, que son las mujeres las que arrastran a los hombres al teatro, son las que compran las entradas. Y es una obra que creo que ha llamado la atención de muchas mujeres y por eso está viniendo más gente. No es una obra que denigre a los hombres, para nada. Al final de lo que habla es de la soledad que sentimos todas las mujeres.


¿Ese es el mensaje que intenta transmitir la obra?


Es lo que está en el fondo de la comedia. Al final te ríes con los personajes porque te dan cierta penita. Pero son cosas que si las analizas despacio no son para reírse ninguna de ellas.


¿Qué elementos tiene la obra para captar la atención del espectador?


Es una obra muy real, que retrata muy bien los problemas que tenemos las mujeres con la sociedad, con la educación, nuestra relación con los hombres y con otras mujeres... Es una obra muy real como la vida misma. Todas lo hacemos con mucha naturalidad, lo hemos llevado mucho a nuestro terreno, interpretamos desde nuestra piel y evidentemente el papel lo hacemos muy nuestro. También aprenderse a reírse de uno mismo y de los cadáveres que tenemos en el armario.


¿Qué proyectos tienes?


Algo hay por ahí, pero a ver qué tal sale esto y después a ver qué oportunidades surgen.