La Diputación de Ciudad Real destina a obras en los pueblos otros 4,4 millones de euros

|


La Diputación de Ciudad Real ha dispuesto en 2017 una inversión de 13’2 millones de euros para la realización de obras en los pueblos de la provincia, garantizando de este modo los principios de solidaridad y equilibrio intermunicipales, en el marco de la política económica y social, y asegurando la prestación integral y adecuada en todo el territorio provincial de los servicios de competencia municipal.

Al Plan de Obras Ordinario, dotado con 8'8 millones de euros, se suman ahora, a través de una iniciativa similar con carácter extraordinario, otros 4'4 millones más que los consistorios pueden invertir en obras financieramente sostenibles. Es decir, en la rehabilitación y reparación de instalaciones municipales (1.120.609 euros), en intervenciones en la vía pública (2.413.166 euros), en actuaciones en alumbrado público (475.696 euros) y en inversiones de saneamiento, abastecimiento y distribución de agua (390.528 euros).

La Diputación de Ciudad Real ha decidido la aplicación parcial de su superávit a este Plan Extraordinario de Obras Municipales por importe de 4,4 millones de euros, equivalente al 50 por ciento de lo asignado en la convocatoria ordinaria para el Plan de Obras Municipales de 2017, después de que los Presupuestos Generales del Estado para 2017 se aprobase la disposición adicional sexta de la Ley Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, que establece la posibilidad de invertir el superávit presupuestario de 2016 en inversiones financieramente sostenibles.

En el Boletín Oficial de la Provincia de fecha 22 de agosto se han hecho públicas las cuatro convocatorias correspondientes a estas subvenciones para la financiación de este plan extraordinario de obras municipales, que se corresponde además con las necesidades anotadas por los ayuntamientos y entidades locales menores en las diferentes consultas realizadas por la propia institución.

Las entidades locales que opten a la subvención prevista en estas convocatorias tienen de plazo para presentar sus solicitudes hasta el 22 de septiembre próximo. Sólo se pueden realizar obras que tengan un vida útil superior a cinco años, por lo que se excluye la adquisición de mobiliario, enseres y vehículos.

Se ha dispuesto además que las solicitudes que se presenten deberán hacerlo conforme a diferentes criterios. Así, para aquellos ayuntamientos o entidades locales menores que tengan una preasignación económica inferior a 35.000 euros se admitirá un solo proyecto para una sola medida, limitándose por tanto a participar en una sola convocatoria; los que tengan una preasignación económica entre 35.001 euros y 150.000 euros, podrán presentar como máximo tres proyectos, de los cuales al menos uno de ellos no será inferior a 35.000 euros, y, por último, los que tengan una preasignación económica superior a los 150.001 euros, se admitirán como máximo cuatro proyectos, uno de ellos al menos no será inferior a 35.000 euros.

Para el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, “nuestro objetivo y nuestro compromiso es que los habitantes de los municipios, especialmente los de los más pequeños, disfruten de los mismos servicios, las mismas prestaciones y el mismo bienestar que los que viven en las ciudades”.

Así las cosas, la Diputación abonará la subvención en dos plazos: el primero, una vez justificados y aprobados los gastos ejecutados hasta la fecha y, otro, una vez ejecutada y justificada la totalidad de la inversión, estableciéndose la fecha hasta el 31 de diciembre de 2017.

Los ayuntamientos que opten a la subvención prevista en esta convocatoria deberán acompañar a su solicitud diferentes documentos como el proyecto técnico o memoria valorada con desglose de unidades de obras, precios unitarios y presupuesto de ejecución material de las actuaciones; memoria económica específica, una por cada proyecto que se vaya a efectuar. Y como justificación de la subvención concedida, tendrán que presentar la certificación acreditativa del acuerdo de adjudicación del proyecto, certificaciones parciales de obra, memoria final de las actuaciones ejecutadas y cuenta justificativa de las facturas, así como declaración responsable en la que se haga constar que el importe de la subvención concedida no supera el gasto ejecutado y que se ha realizado el proyecto íntegro para el que se solicitó la subvención.