Vicente Nello: “Con esta Medalla se rompe una estadística porque es el primero y único premio que he conseguido en Valdepeñas”

|


Vicente Pascual Bastante, más conocido artísticamente como Vicente Nello, es un artista valdepeñero que, además, ha trabajado durante los últimos 22 años de su vida como director del Museo de la Fundación Gregorio Prieto, teniendo la importante tarea de preservar y difundir la obra del famoso artista valdepeñero. Ahora el Ayuntamiento de Valdepeñas le acaba de conceder la Medalla al Mérito de las Bellas Artes ‘Gregorio Prieto’ durante el acto institucional de las Fiestas del Vino y por esta razón hemos hablado con él.


¿Cómo recibió la noticia de que le van a entregar la Medalla al Mérito en las Bellas Artes?


El Ayuntamiento me lo comunicó, no me dijo exactamente el motivo, pero como llevo dedicándome toda la vida al mundo creativo, supongo que habrá sido por eso.


¿Qué significa para usted que le concedan esta Medalla?


Ha roto una estadística en mi caso concreto, ya que siempre he estado activo pintando, de hecho la primera exposición la hice en el Salón de Plenos del Ayuntamiento cuando no existían casas de cultura ni nada con 16 años. Se rompe una estadística porque es el primero y único premio que yo he conseguido en Valdepeñas. Con lo cual, bien está lo que bien acaba.


¿Qué cree que han tenido en cuenta a la hora de concederle esta Medalla?


En Valdepeñas yo he hecho muchas cosas. Lo primero, pintar, porque es mi vocación y es lo que soy. Pero también he ayudado a que la vida cultural de este pueblo se produjera en unos años en los que no era muy boyante. Por ejemplo, contribuí a traer las obras de Gregorio Prieto a Valdepeñas cuando se creó el Museo de los Molinos, que lo diseñé y lo dirigí yo. He creado talleres de arte en la Casa de Cultura, he estado al frente de la dirección del Museo de la Fundación Gregorio Prieto, y no pienso que sea por una sola de estas razones. Pienso que es por el conjunto de todo.


Después de estar al frente de la dirección del Museo de la Fundación Gregorio Prieto, ¿le dedicará más tiempo a su faceta de pintor?


Sí, he aprovechado para retomar algunos proyectos. Hice en el 2005 una exposición en homenaje a Roma y tenía pendiente hacer una exposición en homenaje a Madrid y Tánger. Quería unificar estas tres ciudades en las que yo he vivido y tengo cantidad de obra sobre ellas. Es un proyecto que dejé pendiente y es en lo que estoy trabajando. Es algo que nunca he dejado y que siempre he estado trabajando en ello pero al tener otras ocupaciones como las que he tenido no he podido dedicarme más tiempo a esto. Ahora eso ha concluido y ya puedo dedicarme plenamente a lo que soy.


¿Con estas obras entonces hará una exposición?


Sí, en Valdepeñas no lo sé porque mi caso es una cosa especial. Llevo 25 años sin exponer aquí. Pero exponerlos es el fin, aunque es complicado porque la última exposición la hice en el Museo de la Ciudad de Madrid. Ahora se trata de conseguir un espacio como éste para poder exponer. Es el proyecto más inmediato que yo tengo, además de muchos otros que llevo en liza. Y es que también llevo casi 12 años escribiendo una historia del arte andalusí, lo que me ha llevado a viajar por toda España porque es un trabajo de investigación y documentación. Es uno de los proyectos que tengo concluido y me encantaría poder publicar. Valdepeñas, sur de la provincia y el Campo de Montiel también vienen incluidos en ese estudio con unos 200 folios.


¿Qué balance puede hacer de su trayectoria al frente del Museo de la Fundación Gregorio Prieto?


Ha sido bastante fecundo, largo, extenso y han sido muchas actividades las que se han hecho. Ya en un artículo hace tiempo dije que me había tocado, por las circunstancias, ser no sólo el director sino también el conservador por lo que conlleva de mantener correctamente la obra de Gregorio Prieto y de promocionarlo a la hora de préstamos y demás. Y en eso siempre he tenido un cuidado bastante escrupuloso porque Gregorio para mí, además de un buen amigo, que lo fue, tiene una obra importantísima y la gente tiene que aprender a comprenderlo así y a tenerlo en el sitio que le corresponde.


¿Qué papel juega la Fundación Gregorio Prieto y el Museo en la conservación y difusión de la obra del artista valdepeñero?


El papel es básico y esencial porque es el responsable. La propietaria de la obra de Gregorio Prieto es la Fundación que él mismo hizo. Entonces, es la Fundación la responsable de conservarla correctamente, de difundirla y de darla a conocer. Durante los 22 años que yo he estado al frente del Museo se han hecho cosas de mucha envergadura, no sólo en Valdepeñas, sino en toda España y fuera, en sitios como Italia. Es un privilegio que tiene Valdepeñas y Castilla-La Mancha por tener un Museo de esta envergadura, que no hay otro en el continente porque es una joya única. Debería ser potenciado más de lo que ha sido hasta ahora por las autoridades de nuestra comunidad. Pero ahí está y continuará y pasaremos todos y sus obras permanecerán ahí.


¿Cómo ve la situación que vive la cultura y el arte en Valdepeñas?


No me gusta reducir las cosas a Valdepeñas, o a Manzanares, o a La Solana, o a Ciudad Real. En general, se celebran muchos actos pero muchas veces no hay que fijarse tanto en la cantidad sino en la calidad. Valdepeñas es aparte porque aquí hay cantidad de actividad. Pero si echas un vistazo a la provincia y a la región y es desolador. No hay una gran inquietud por parte de nuestras autoridades por potenciar, por ejemplo, a los artistas que somos de aquí. Las exposiciones que yo he hecho, que han sido muchas, pocas han sido en Castilla-La Mancha. La única que hice fue en el Museo de Santa Cruz, en Toledo.