Antonio Ruiz: “Todos estos años previos los estamos dedicando a la preparación de la Coronación Pontificia de 2019”

|



El pasado mes de junio, se hizo renovación en la Junta de la Hermandad de la Virgen de Consolación, en la que Antonio Ruiz salió nuevamente elegido como Hermano Mayor de la misma. Hoy hemos querido hablar con él, quién nos ha contado cómo están preparando la Coronación Pontificia de 2019, así sobre cómo serán las próximas fiestas.


Este es el primer año preparatorio de la Coronación Pontificia. Háblanos un poco sobre ella y cómo lo estáis llevando a cabo.


La Coronación Pontificia será el día 1 de junio de 2019, de modo que todos estos años previos estamos dedicándolos a la preparación de la comunidad ante este acontecimiento. Durante el mes de mayo de este año, hemos tenido una serie de conferencias y de actos para dar información a las personas de lo que iba a tratar la Coronación. El 31 de mayo tuvimos una salida en el Rosario de la Virgen que sirvió para ambientar esto. Ahora vamos a retomar, después del paréntesis del verano y pasadas las Fiestas de la Vendimia, otra serie conferencias y actos.


¿Este año también realizaréis el acto de ‘Caravana Blanca’? ¿En qué consiste?


Sí, efectivamente, así lo haremos. Este año será el 7 de septiembre. La Caravana Blanca la organiza la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes. Son los que van cada año al Santuario de Lourdes. Este año, se va a abrir a todo el pueblo de Valdepeñas por si quieren venir los ancianos, que se va a impartir la unción de enfermos. Además de los enfermos que traigan, todo aquel que lo desee puede venir por su cuenta.


En el mes de junio tuvisteis la renovación de cargos de la Junta, en la que saliste elegido nuevamente como Hermano Mayor. No obstante, a esta Junta a la que solo pertenecían hombres, ahora se han unido mujeres. ¿A qué se debió este cambio? ¿Hay algún miembro nuevo en la junta, aparte de las mujeres? ¿Cuántos sois?


Por Estatutos, en nuestra Hermandad, no hay ningún impedimento en que las mujeres formen parte de la Junta, pero había dado la casualidad que no había mujeres. Ahora se han incorporado dos señoras. Hay un grupo de camareras de la Virgen, que se ocupan del cuidado de las ropas de la Virgen y de vestirla. De modo que hemos querido darles participación, ya que son dos personas muy eficientes, que siempre han estado a disposición de la Virgen. Además de ellas, hay nuevos miembros como Manuel Arias Simón. Formamos un total de diez miembros.


Como nueva junta, ¿cómo os estáis preparando las novenas este año?


Lo estamos preparando como todos los años. Como ya tenemos mucha experiencia, vamos preparando pequeñas cosas, como la compra de lo que nos irá haciendo falta e ir previendo para el día 29 de agosto por la noche, que es el momento en que se baja la Virgen. Ahí ya entraremos en faena, ahora poco más que preparativos.


¿Qué actos tenéis programados con motivo de las Fiestas del Vino?


Tenemos programados loa actos habituales de cada año, la presentación de niños, la Ofrenda a la Virgen, el Novenario, la Presentación de Nuevos Hermanos y la Imposición de Medallas a los Nuevos Hermanos. Por último, tendrá lugar la Misa Mayor y la Procesión.


Además de la presentación de los recién nacidos a la Virgen de Consolación, ¿hay otros actos especiales para los niños de Valdepeñas?


Ahora en septiembre no hay más actos para los niños, solo los que he comentado anteriormente. Pero, el 31 de mayo descubrimos que vinieron casi todos los colegios a este acto. De modo que este año hemos pensado trasladas a mayo todas las actividades referentes con los niños, porque ahora en verano no están en el colegio, están sueltos. De la mano de los colegios es más fácil. No sabemos aún cómo serán las actividades que realicemos, pero partiremos de algún encuentro entre todos los niños.


De todos los actos, ¿cuál es el más significativo para vosotros? ¿Y el que más participación tiene por parte del pueblo?


Cada acto tiene su manera bonita de ser, su razón de existir. Quizá el acto central y más bonito dentro de la Iglesia sea la Misa Mayor. Viene todo el pueblo y la Iglesia está a rebosar, con la participación de la Coral. Luego tenemos la salida de La Virgen en la procesión, que se juntan tantos pensamientos y emociones al ir acompañándola que es indescriptible.