Manuel Álvarez (Fermento): “Investigamos y trabajamos a diario para que la tradición del Folklore no se pierda”

|



La Asociación de Coros y Danzas ‘Fermento’ de Valdepeñas celebrará estas LXIV Fiestas del Vino su XXXI Edición del Festival Folklórico ‘Ciudad del Vino’. Con la experiencia que acumulan cada año y con más de cien socios, este grupo actuará el próximo 1 de septiembre en la Plaza de España de Valdepeñas. Hemos querido conocer las costumbres de este grupo, junto con su trayectoria. Manuel Álvarez, Presidente de Fermento, nos ha informado de todo ello.


Este año, como viene siendo habitual, celebráis la XXXI Edición del Festival Folklórico con motivo de las Fiestas de la Vendimia. ¿Qué se puede destacar de estos años de recorrido? ¿Cómo ha sido?


Estos años han sido muy intensos. Yo empecé hace 18 años como bailante y la evolución ha sido importante. El Ayuntamiento siempre ha apostado mucho por el Festival, desde sus inicios, y nunca han bajado el nivel. Estamos muy contentos con el resultado del Festival. Consideramos que, de todas las actividades que se hacen en las Fiestas del Vino, es la que tiene más solera. Si buscas en la guía de las fiestas, es muy difícil encontrar alguna actividad que cuente con treinta y una ediciones.


El año pasado, este festival contó con la participación del grupo folklórico Herencia, así como con el extremeño ‘Caramancho’ de Don Benito (Badajoz). ¿Quiénes os acompañarán este año en el escenario?


Este año va a ser una edición muy diferente y llamativa, porque vienen los Amigos del Vino de la Virgen de las Viñas de Tomelloso y un grupo de Gran Canaria, llamado Abenechara. Son de Valle Seco, un pueblo de allí. Fuimos allí hace un par de años y ahora vienen ellos en modo de intercambio. Nos gusta hacer este tipo de intercambios, en los que tú vas allí y te acogen y haces lo mismo con ellos cuando vienen. Va ser muy original, porque es un Folklore que aquí no está visto. De hecho, es la primera vez creo que en la Plaza de España actúa un grupo de Canarias en las Fiestas del Vino. Como utilizan vestimentas y bailes diferentes, consideramos que será muy especial.


La pasada edición contó con regalos, sorpresas y un emotivo homenaje a aquellos que habían permanecido en el grupo desde los años 80. ¿Hay alguna novedad que destacar este año?


Sí, hay alguna novedad. Siempre queremos hacer algo nuevo, para que el Festival no se convierta rutinario. Este año no habrá homenaje, puesto que ya tuvieron el año pasado su momento de gloria, pero habrá nuevas sorpresas que ya desvelaremos en el momento que dé comienzo. Lo que sí puedo decir es que este año volveremos a dar abanicos, como ya lo hicimos en la anterior edición, a los asistentes que acudan como público al Festival. Estos abanicos serán de cartón, con el cartel del festival impregnados en ellos.


¿Qué se puede encontrar dentro de vuestro repertorio de bailes?


Se puede encontrar mucha variedad. Sobre todo buscamos representar como era la forma de vida de la gente de la provincia en aquellos años, en el siglo XIX, y momentos de la vida. Por ejemplo, en la parte de faena, representamos cómo iban vestidos, cómo eran las fiestas o una boda. Nos gusta que la gente vea cómo eran los eventos de aquella gente. Como se divertían antes, no tiene nada que ver a cómo lo hacemos ahora. Lo que hacían era juntarse en quinterías y hacer fiestas.


¿Cómo son las vestimentas que lleváis en cada acto? ¿Las confeccionáis vosotros mismos o las encargáis? ¿Cuánto tiempo y coste supone?


Todos los trajes están hechos por modistas del grupo. Algunos trajes tienen más de treinta años, que han sido rescatados de Valdepeñas. Hay gente que dice que los trajes que llevamos son inventados, pero puedo decir desde aquí que no es así. Según estudios que hay de gente que entiende sobre indumentaria, son trajes auténticos de Ciudad Real. En concreto, el Traje de Boda, que lo enseñaremos en el Festival, es el traje auténtico de Valdepeñas. El Traje de Rayas es el que se conoce como ‘Traje Regional Ciudad Real’, conocido por todo el mundo como Traje de Manchega. El Traje de Faena también está rescatado de Valdepeñas, siendo el que se utilizaba en el campo. Las mujeres iban muy tapadas por el calor, puesto que la mujer morena estaba mal vista. Una buena mujer tenía que estar pálida, no es igual que ahora. Respecto al coste y el tiempo que supone, la verdad que bastante. Tiene mucho coste y tiempo invertido porque son difíciles de hacer. Los patrones salen como quién dice de la nada, porque siempre hay que investigar cómo hacerlo. No son patrones que encuentres en un determinado sitio, sino que se van sacando de antiguos. Hace unos años sacamos el Traje de Paseo de Valdepeñas. Por eso sacamos trajes nuevos poco a poco. La falda de rayas que visten las chicas, confeccionada artesanalmente, hecha y bordada a mano, supone alrededor de 1.000€. Si hacemos 10/12 faldas, echamos mucho dinero solo en faldas, sin contar que además están los mantones, de medias, de calzado… Mucho dinero.


Además, este grupo cuenta con niños que maman el folklore desde muy pequeños. ¿Cómo viven ellos esta tradición?


Creemos que bien, porque nosotros se la inculcamos de una forma muy sencilla y amena, para que disfruten y se diviertan. No nos gusta que lo tengan como algo impuesto, sino que vean que también con el folklore pueden jugar y pasarlo bien. De hecho, cada año tenemos más niños, la cantera va aumentado. Si es cierto que la competencia está difícil. El hecho de estar cerca de Andalucía supone que las Escuelas de Flamenco y Sevillanas tengan más tirón, pero poco a poco vamos sacando gente. Este año, por ejemplo, vamos a sacar a bailar con el grupo de los mayores a dos niñas de 13 años que llevan con nosotros desde pequeñas. Con esto, las madres de los otros niños pueden ver que con el tiempo, esfuerzo y constancia, los niños pueden ser como el resto de bailantes.


Hablando de tradiciones, llevamos unos años que las de algunos pueblos se están derrumbando. ¿Qué hacéis para conservar y no perderla? ¿Creéis que en algún momento esto acabará?


Pensamos que el Folklore no se va a perder. Quizá sí que es cierto que con el paso del tiempo cada vez es más difícil mantenerlo. El Ayuntamiento, como he comentado anteriormente, apuesta mucho por nosotros. Consideran que este festival debe continuar, porque se lleva haciendo más de treinta años y no se puede quitar el medio de cualquier manera. Además, nosotros también buscamos su conservación. Estamos trabajando mucho e investigando para que esto no se hunda. Colaboramos con otros grupos que tenemos cerca, como Moral de Calatrava, Almagro o La Solana. Si les falta alguien, nosotros vamos para allá. Si nos falta a nosotros, ellos nos ayudan de igual modo. Con el vestuario hacemos exactamente lo mismo. Entonces, intentamos establecer esta unión para que no se pierdan las buenas costumbres.


¿Cómo será el cartel de este año y quién ha sido su diseñador?


Cada año lo realiza una persona diferente. El diseñador de este ha sido Juan Carlos Tárraga, que además es un estudioso del Folklore. Conoce el Folklore de toda España, especialmente de Castilla-La Mancha. Además de bailar y dibujar, él también es presentador del Festival. Lo presentó hace dos años y este vuelve a repetir. Nosotros hemos modificado algunas cosas, pero el diseño es suyo. El cartel en sí representa totalmente la ciudad de Valdepeñas. Aparece la torre de la Iglesia de la Asunción, junto con una pareja de manchegos. Los colores que se utilizan recuerdan al cielo y al color del vino. Además, la novedad que lleva incluida el cartel de este año es que lleva una litografía con una estrofa de una coplilla dedicada a Valdepeñas. Estamos muy contentos con los resultados, esperamos que a la gente guste.


¿Qué significa para vosotros ser tan reconocidos en Valdepeñas?


Para nosotros es todo un honor y un orgullo. Hace unos años, hablando de que si el Folklore se estaba perdiendo, un amigo mío me comentó que estuviéramos tranquilos, porque Fermento en Valdepeñas es toda una institución. La verdad que te digan esto te gusta y te enorgullece. Es un trabajo que empezó de la nada y te das cuenta que con el paso de los años somos un nombre escrito con mayúsculas. Solo hay que ver que el colectivo que más aparece en el programa de las Fiestas del Vino somos nosotros. Es algo que hemos conseguido con nuestro trabajo y es increíble.


¿Cuáles son los próximos eventos que tenéis programados?


Después del Festival de las Fiestas del Vino, en el mismo mes de septiembre, tenemos varias actuaciones en pueblos cercanos, como Santa Cruz de Mudela o Villamanrique, por sus fiestas. En noviembre haremos una actuación en Marbella y luego en Navidad, lo de siempre, bailamos para los ancianos del Asilo y El Geriátrico.