Jesús Martín: “Iniciaremos las Fiestas del Vino con un chupinazo que nos recuerde de dónde venimos, dónde estamos y dónde queremos llegar”

|


Valdepeñas celebrará sus Fiestas del Vino y de la Vendimia del 31 de agosto al 8 de septiembre. Unas fiestas que este año serán diferentes y estarán marcadas por quienes durante 14 años ha sido la encargada de organizarlas desde la concejalía de Festejos, tal y como recuerda el alcalde de la localidad, Jesús Martín, en esta entrevista, en la que habla del giro importante que adquieren las fiestas este año para intentar abrir el abanico de actividades a gente de todas las edades, para fomentar la parte museográfica de Valdepeñas y para ampliar los espacios en los que se celebran.


¿Cómo se presentan este año las Fiestas del Vino?


Para el que os habla, a título personal con una gran ausencia que de alguna manera la estoy sufriendo día a día. Van a ser tristes. Pero a mí no me votan junto al resto de mis compañeros para que contemos nuestras penas, sino para que contemos las de otros. Así es que van a ser tal y conforme las diseñó quien durante tantos años las había diseñado y vamos a incorporar, que es un trabajo que habíamos hecho junto al equipo, una serie de novedades con varios objetivos. El primero es tratar de que quien nos visite tenga algo más de oferta que esperar al concierto de la Plaza o tomarse el vino a mediodía. Queremos aprovechar el reclamo que tienen las fiestas para Valdepeñas para dar a conocer la ciudad, su entorno y la parte museográfica. Para eso se ha elaborado un programa específico.


Otra parte importante de las fiestas es que en el último lustro la fiesta ya no espera hasta las ocho de la tarde para empezar, sino que a partir de las 12:30 o las 13:00 horas se quedan en los entornos del centro, como la Plaza de España, el Convento o la Plazoleta Balbuena. Se ha revitalizado una vida social donde ya la fiesta está viva a partir de muy temprano, con lo cual vamos a tener una serie de actividades para que los que estén a esas horas tomándose el vino sepan que estamos de fiesta. Ahí se va a ampliar el arco.


Y el arco también se va a ampliar a que cuando determinadas actuaciones tienen lugar en la Plaza, dirigidas a un target de determinada edad, con lo cual parece que el resto se quedan desplazados y tienen que esperar a que les toque, se crearán actividades fuera de la Plaza para generar una oferta alternativa donde todo el mundo sepamos que estamos de fiesta.


Además, tenemos que intentar que la gente beba el vino en copa. Es obvio que por razones de seguridad no se puede utilizar el vidrio en espacios públicos y con las aglomeraciones que se producen durante las fiestas, pero hago un llamamiento para que el vino lo asociemos a la copa para darle la ornamentación y la parafernalia que necesita.

Con todos estos prismas vamos a hacer un giro que estaba previsto ya por quien ha sido responsable durante 14 años de estas fiestas pero que ese giro no va a alcanzar, o quizás sí va a estar con todos nosotros.


Y también queremos iniciar las fiestas con un chupinazo particular que nos dé a conocer a todos de dónde venimos, dónde estamos y dónde queremos llegar. En definitiva, quiénes somos. Creo que estas fiestas van a tener un círculo más amplio fuera del entorno de la Plaza, con mayor oferta en todos los sentidos, turístico, musical, de actividades lúdicas, y en definitiva, intentar darle un giro sin quitar la esencia. Que esa esencia se vaya abriendo fuera de la Plaza hasta que consigamos que no todo se concentre en ella. El año pasado ya empezamos con las dianas floreadas de las orquestas en los barrios y lo que queremos es que Valdepeñas esté de fiesta en Valdepeñas, no sólo en la Plaza de España.


¿Por qué se ha optado por hacer un homenaje a Francisco Nieva a través del cartel de las fiestas?


Francisco Nieva hizo un cartel de las fiestas hace muchos años. No hay que olvidar que es Premio Príncipe de Asturias de las Letras, el único dramaturgo que lo tiene, es académico de la Lengua; ha sido el personaje de referencia del siglo XX y el valdepeñero más importante universalmente conocido hasta hoy. Al margen de que estamos trabajando con la Consejería de Cultura en un proyecto para dar a conocer el Francisco Nieva universal, que posiblemente llegaremos a Navidad para ponerlo en valor, estas Fiestas del Vino vamos a recuperar el cartel que él hizo. Sólo le pondremos una vitola que diga ‘Fiestas del Vino 2017, homenaje a Francisco Nieva’. Y como todos los años hacemos una serie de reconocimientos en el acto institucional a los que se les daba unos pergaminos, este año hemos decidido que el distintivo del Ayuntamiento de Valdepeñas sea un dibujo de Paco Nieva, que ha bañado en bronce el escultor valdepeñero Lillo Galiani, y que se les dará a los homenajeados. Pero no sólo lo haremos este año, lo seguiremos haciendo en años venideros. Po lo tanto, ahí vamos a tener a Paco Nieva y a cuantos siguen presentes a través de las obras que nos dejaron.


El Brindis Poético será ofrecido este año por Felipe Benítez Reyes. ¿Por qué se le ha elegido a él?


Fue Premio de Poesía ‘Viaje al Parnaso’ que fue el premio que otorgó el Ayuntamiento de Valdepeñas hace unos años junto a la editorial Visor. Pero es un compromiso del Ayuntamiento que sea el Grupo A7, que son los herederos, además, de la obra y de la memoria de Juan Alcaide, los que cada año elijan a un Premio Nacional de Poesía para hacer este Brindis Poético. Este año nos propusieron a Felipe Benítez Reyes, que es un poeta universal y ya era hora también de que las fiestas, que se llegaron a llamar en algún momento Fiestas de la Vendimia, el Vino y la Poesía, recuperaran aquel espíritu.


¿De todos los homenajeados este año, hay alguno que le haga especial ilusión entregarle el reconocimiento?


El alcalde de Valdepeñas no puede escoger. Obviamente uno tiene sus partes emocionales, a todos los conozco, todos han hecho y han desarrollado una actividad puntual que nos ha puesto en valor a todos. En ese sentido, no puedo escoger a ninguno entre otras cosas porque no me interesa tanto ensalzar a los que están, sino que quiero ensalzar a los que faltan. Pero vendrán más Fiestas del Vino. Lo bueno que tienen los reconocimientos es que para determinado sector de la sociedad posiblemente no tiene el concepto de cuánto le debe a esas personas. Este año se ha ensalzado a una persona que ha dedicado su vida al deporte, que ha formado a generaciones, y quien vive al margen del deporte seguramente no sepa que ahí tenemos a un personaje al que le debemos. Y quien viva fuera de la pintura no sabrá que tenemos un pintor que ha recogido toda la tradición del compromiso de Valdepeñas con las Bellas Artes. Y los que no entiendan de arqueología no saben lo que le debemos a Orisos que ha sido el que ha mantenido viva la llama y ha puesto en valor a nuestra historia más ancestral. Esto es como una madre frente a sus hijos. Una madre posiblemente le tiene determinada querencia a uno de sus hijos pero eso no significa que los demás no sean más. En ese sentido, no pongo en valor a ninguno; es el conjunto el que nos ha hecho a todos.


Al final no estarán las Bodegas A7 para las fiestas, aunque parece que sí lo estará el mercado municipal…


Nunca comprometo plazos. Ya aprendí en mi primera legislatura que la Plaza de la Constitución iba a estar en ocho meses y luego fueron dos años. Me hubiera gustado que las Bodegas A7 estuvieran listas para las fiestas, a la empresa hemos llegado a iniciarle un expediente de resolución del contrato, lo que ha hecho que se ponga las pilas y entiendo que a lo largo de este año las acabaremos. Pero me hubiera gustado porque una de las ideas que tengo es que cuando recuperemos ese espacio público, algo en lo que ya nos habíamos puesto a trabajar y habíamos contactado con todos los Premios Nacionales de Poesía que hay en la bodega, me gustaría hacer un encuentro de poetas. Lo haremos el año que viene.


Y en cuanto al mercado, había que darle una vuelta, se ha empezado a pintar por dentro y por fuera, con un lenguaje muy potente y contemporáneo que va a reactiva el centro comercial y que hacía falta.


Además, vamos a inaugurar el día 27 de agosto, con motivo de la Exposición Internacional de Artes Plásticas, la escultura de homenaje a las madres valdepeñeras, que es una obra de Julio López Hernández, que ha sido un regalo. Además, de Madrid a Andalucía las únicas esculturas de este artista al aire libre serán la del homenaje a Lorca, enfrente del Teatro Español de Madrid, y aquí en Valdepeñas.


¿Se recupera el país invitado y la Vendimiadora del Año?


La Interprofesional de la DO Valdepeñas ha atendido lo que ha tenido que atender, con lo cual, la embajada comercial sí estará, que es Japón, aunque no habrá presencia del cuerpo diplomático por cuestiones de falta de tiempo. Y Vendimiadora del Año no habrá. El año que viene, ya que el Consejo ha encauzado su curso, empezaremos con tiempo a trabajar para retomar actos que podían parecer anecdóticos pero que tenían su valor simbólico.


¿Cómo invitaría a disfrutar de las fiestas?


A los seguidores de El Eco de Valdepeñas que haya en distintas ciudades y en el extranjero les diría que vuelvan a su casa; a los que están dentro, que me inviten a mí porque las fiestas las hacen ellos; y en su conjunto espero que estas fiestas, en homenaje a cuantos y cuantas se nos han ido, salgamos, levantemos la primera copa por ellos y les demos las gracias por cómo nos hicieron porque doy fe de que nos hicieron bien.