‘La Sirenita’, magia teatral sobre el agua

|


Si Narea buscaba innovación –y la buscaba-, a fe que lo ha logrado. ‘La Sirenita’ pasó por La Solana de la misma manera que por el resto de poblaciones a las que acude: arrasando. Lleno de no hay billetes en la piscina municipal para ver y disfrutar un musical acuático de lo más original, incluido en el programa ‘Verano en Familia’ de la concejalía de Cultura. Una obra de teatro al uso, pero poco usada. El agua es la diferencia. Toda la preparación actoral y musical la han ensayado en un escenario tradicional, pero toda la parte acuática y escenográfica se ha cuajado en la piscina municipal de Alcolea de Calatrava, cuyo Ayuntamiento cedió las instalaciones.

Javier Moncada, director de la compañía, declaró a la prensa local que ‘La Sirenita’ va la línea de la compañía, siempre abierta a hacer cosas nuevas. “Simplemente nos lanzamos al agua para hacer un musical en una piscina”. Los actores cantan en directo, igual que en un escenario, pero con la diferencia que ese escenario no tiene tablas. “Uno de nuestros objetivos era acercar el teatro al público en verano, y creo que lo estamos consiguiendo”.

Y que lo diga. Si el favor del público es fin prioritario, hablen hechos y callen canas. “Está siendo más de lo que esperábamos” –admite Moncada-. Los niños en primera fila y sus padres de guardaespaldas. El agua se llena de color, de sonidos y de talento escénico. Un montaje colorista en la noche que se afana por mantener la siempre difícil atención del público más menudo.

El problema a manudo es el aforo. Se llena en todos sitios y hay veces que conviene limitar el aforo para evitar aglomeraciones que perjudican más que benefician la escenificación. La mejor crítica es ese público que acude en masa y los ayuntamientos que no paran de llamar. “Empezamos con algo más de veinte localidades y terminaremos con más de cuarenta. Ya no tenemos fechas libres”.

Tanto que se están viendo literalmente desbordados. “Hay ayuntamientos que nos han pedido repetir y otros hacerlo en piscinas climatizadas en invierno”. Incluso tienen sobre la mesa una propuesta para hacer una gira por el sur de Francia en otoño.