Un nuevo capítulo que escribir

|



En la tarde del lunes, los jugadores del Massey Ferguson / Bodegas Fernando Castro F.S. Valdepeñas, han vuelto al trabajo para comenzar la pretemporada para una nueva ruta que lleve en esta campaña hasta la meta del ascenso. Saludos entre compañeros de la pasada temporada, presentaciones con los nuevos y recién aterrizados a la casa azulona, todos transmitiendo una misma sensación, mucha ilusión.


Los pupilos de Leo Herrera fueron citados a las 19:00 horas para enfundarse la azulona de entrenamiento, aunque la primera parte de esta jornada inaugural, estuvo dedicada más a las charlas del Director Deportivo, Joan Linares, acompañado de Luis Palencia, presidente del F.S. Ciudad del Vino, junto a todo el cuerpo técnico, cuya novedad estaba en la figura de Antonio Lérida como nuevo delegado.


Las nueve renovaciones, Coro, Jota, Kike, Zamo, Dani Santos, Mimi, Caio Alves, Juanan y Nacho Pedraza, junto a los nuevos, Mendiola, Iván Quintín, Adrián Medrano 'Peloncha' y Manu García, asistieron atentos a lo que tanto la dirección del club, como la deportiva y técnica, han pedido a los jugadores azulones en este primer día. Un objetivo claro y ambicioso, sea vía playoff o ascenso directo, dentro de un club humilde lleno de gente que hace un trabajo ejemplar y profesional, donde el sacrificio y la unión son bases fundamentales para llegar al éxito. Como ha comentado Leo Herrera, estamos en una nueva temporada donde "tenemos que dar las gracias por estar aquí, por la confianza depositada una vez más", por el club en su trabajo y por los jugadores que han decidido seguir apostando por este proyecto, lleno de mucho talento y con una plantilla amplia.


Durante esta pretemporada, como viene siendo habitual se incorporarán jugadores del filial a los entrenamientos del primer equipo.


Tras las charlas, los azulones pasaron por las manos del médico del club, Jose Carlos González, para pasar los rutinarios reconocimientos médicos.


Por último los jugadores se hicieron unas fotos individuales y en grupo de esta pretemporada. Ya en la última hora y cuarto de sesión, primero Andrés Parada y después Leo Herrera, tomaron los mandos para que por fin el balón corriera por un Virgen de la Cabeza en estado momentáneo de remodelación y ante la atención de decenas de aficionados que no quisieron perderse este primer día de trabajo.