El Concejal liberado

|


Aprovechando las altas temperaturas y el verano, en Valdepeñas la mayoría absoluta del PSOE en el Pleno Municipal ha permitido liberar a Manuel López Rodríguez de sus anteriores ocupaciones, aprobándose para él un sueldo anual de 48.000 euros. Seis mil euros más que cualquier concejal liberado de Toledo, por poner un ejemplo. Y acercándose a lo que cobra la alcaldesa de Ciudad Real.


En política se pueden hacer las cosas como siempre. O intentar cambiarlas. En estos días veraniegos también se va a producir un hecho importante: Podemos alcanza cuotas de poder a nivel autonómico; un paso más, precisamente en nuestra región. Se han debatido los pros y los contras. De manera exquisitamente democrática se decidió aceptar el reto. Las políticas sociales de la gente y para la gente estarán dirigidas por esa Consejería u órgano aún por decidir. Aún por decidir significa que nada es concreto; que es un proyecto vivo y a negociar.


Sin embargo, los de siempre, los de las cosas como siempre, se atreven a alzar la voz contra el acuerdo, asegurando, basándose no se sabe muy bien en qué, que tendrá como efecto 40 nuevos altos cargos. Ellos, que durante el Gobierno Cospedal gastaban casi lo mismo en altos cargos que en ayudas sociales. O que multiplicaron por diez los asesores de Presidencia de Gobierno. El mismo PP que en Valdepeñas calla ante las calumnias proferidas por sus compañeros de Madrid acerca de un representante de Podemos Valdepeñas, aun sabiéndolas falsas y manipuladas, mientras defienden a pistoleros de la pluma condenados por la Justicia.


La acción de Gobierno de Podemos que se abre ahora en Castilla-La Mancha podrá cometer errores o no: el tiempo lo dirá. Lo que seguro que no será, a pesar del relato fabulado de “ansia por los sillones”, es un intento de colocación de amiguetes y arribistas variados; un desfile de sueldos inmorales, pues todos los cargos públicos de Podemos cobran el equivalente a tres sueldos mínimos interprofesionales (29.723 €). Son unos 18.000 € menos que los que cobrará este concejal valdepeñero. Con PODEMOS, esos 18.000 €, en vez de ir al bolsillo del concejal, se donarían al Proyecto Impulsa, que financia acciones de interés social.


Mientras, los de siempre siguen saltándose los principios de igualdad, mérito y capacidad, torciendo el flujo de caudal público hacia sus arcas, sin mayor merecimiento que el de toda una vida en política, buscando la mejor sombra por arrimón.