Pena: "Es una buena sentencia porque defiende la libertad de expresión de los concejales de la oposición frente a los poderes públicos"

|


La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha desestimado el recurso de apelación que interpuso Jesús Martín, alcalde de Valdepeñas, tras el archivo, por parte del Juzgado de la localidad, de la querella interpuesta por el propio Martín a José Manuel Pena cuando éste era portavoz del grupo municipal UCIN en el Ayuntamiento de la Ciudad del Vino. Los hechos que dieron lugar a esta querella por un supuesto "delito de calumnias y de injurias" se remontan al año 2014 cuando, coincidiendo con el Día Internacional Contra la Violencia de Género, Pena ofreció una rueda de prensa como concejal de la oposición en la que señalaba que había tres trabajadoras del Ayuntamiento que estaban "mal tratadas".


Así lo ha comunicado públicamente José Manuel Pena, hoy en día retirado de la vida política, quien ha destacado que con este auto de la Audiencia Provincial de Ciudad Real se archiva de manera definitiva la querella, ya que "no es susceptible de más recursos".


En este sentido, Pena ha señalado que el auto recoge que casos como éste "en el que colisionan el derecho a la libertad de expresión y el derecho al honor, la doctrina constitucional ha mantenido que para la apreciación por los órganos judiciales de una posible conducta subsumible en uno de estos tipos penales que protegen el honor de las personas, están obligados a efectuar un juicio ponderativo, a la vista de las circunstancias que concurren en el caso que examinan, sobre si tal conducta encuentra protección en el derecho fundamental a la libertad de expresión. Las circunstancias que han de tenerse en cuenta para fijar el grado de protección constitucional inciden, entre otras, en el juicio sobre la relevancia pública del asunto, en el carácter de personaje público del sujeto pasivo de la crítica u opinión, y en especial si es titular de cargos públicos, cualquiera que fuere la institución a la cual sirva, ya que, como consecuencia de la función que cumplen las libertades de expresión y de información en un sistema democrático, sus titulares han de soportar las críticas o las revelaciones aunque duelan, choquen o inquieten o sean especialmente molestas o hirientes. Igualmente se debe tomar en consideración el contexto en que se producen, como una entrevista o intervención oral, y por encima de todo, si en efecto contribuyen a la formación de la opinión pública libre".


En definitiva, ha destacado Pena, el auto recoge que "lo que viene a establecer la doctrina constitucional es que un hombre político tiene ciertamente derecho a que su reputación, sea protegida, incluso fuera del ámbito de su vida privada, pero los imperativos de esta protección deben ponderarse con los intereses de la libre discusión de cuestiones políticas".


Así las cosas, Pena ha señalado que se trata de una "buena sentencia porque defiende la libertad de expresión y crítica que ejercemos los concejales en el ejercicio de nuestras funciones frente a los poderes públicos". Además, ha añadido que la sentencia "nos da una confianza muy grande a los concejales en minoría para que podamos ejercer cualquier crítica hacia los poderes públicos" y ha concluido añadiendo que la sentencia viene a decir que "se puede hacer una crítica constructiva siempre que no ofenda en lo íntimo a la persona".


Por su parte, Ana María Martínez, concejal de UCIN, ha realizado una valoración del último Pleno extraordinario celebrado la pasada semana. "Nos parece que el Pleno es un protocolo absurdo y que se falta el respeto a los concejales de la oposición desde el momento en que se publican en los medios de comunicación los proyectos a los que se va a destinar el superávit sin que nos haya informado a la oposición antes, no se nos tiene en cuenta para nada; hemos hecho propuestas y no se han considerado", ha señalado.


Por último, y a preguntas de la prensa, José Manuel Pena ha querido dejar claro que la intervención pública que ha llevado a cabo este martes se ha producido por un motivo "extraordinario", recordando que dejó su acta de concejal en un acto de responsabilidad política al no poder ocuparse de su cargo por pasar tiempo fuera de Valdepeñas. Y también ha aclarado, sobre los rumores de desaparición de UCIN, que este partido "empezó con un proyecto claro de personas liberales e independientes bajo las siglas de PLJ, que no ha desaparecido, sino que nos integramos dentro de un partido que parecía que tenía futuro a nivel nacional pero ahora es cierto que no tenemos ningún proyecto nacional, aunque el proyecto local de UCIN seguirá adelante bajo éstas u otras siglas".