Genial espectáculo flamenco de la mano de Pepe Habichuela, ejemplo de genialidad, arte y humildad a partes iguales

|


El patio de la Casa de Cultura-Alhóndiga llenó por completo todo su espacio la noche del domingo 6 de agosto en el tercero de los conciertos del Festival Internacional de Música Clásica de Villanueva de los Infantes, quedándose su puerta abierta, pues desde la calle también hubo público disfrutando de un concierto inigualable que nadie quiso perderse.



Una apuesta que este año, como señalaba Lorenzo Moya, Director Artístico del Festival y presentador de este concierto, “constituye toda una novedad y una ocasión única dentro del marco de su programación, al tratarse de un espectáculo flamenco al más puro estilo andaluz”, del que quedó claro que en La Mancha hay muchísimos seguidores y aficionados. Moya recordaba que el Flamenco es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde 2010.



Tras la presentación, el Maestro de la Guitarra flamenca Pepe Habichuela subió al escenario sin más compañía que la de su instrumento. Comenzó interpretando una granaína, a la que siguieron bulería, soleá, tango, seguiriyas y alegría de Cádiz, que estuvieron acompañadas por la potente voz de la cantaora Luisa Sánchez Carmona, y la inmejorable percusión de Lucky Losada. La mujer del Habichuela, Amparo Bengala, jaleaba desde el público a su esposo, acompañándolo con palmas, y en la última pieza subió al escenario para regalar al público una breve pero intensa y hermosa muestra de baile flamenco auténtico.



Al finalizar la actuación el público pudo adquirir los discos A Mandeli y Yerbagüena, trabajos grabados en colaboración con otros grandes artistas como Juan Carmona, Carles Benavent, Antonio Carmona, Enrique Morente o The Bollywood Strings Orchestra, entre otros, y que el mismo Pepe Habichuela dedicó con gusto a sus admiradores, haciéndose fotografías con ellos y compartiendo su gratitud y felicidad de poder estar en un lugar tan magnífico. Un ejemplo de genialidad, arte y humildad a partes iguales.



Una música llena de arte, tradición y vida, al toque de este fantástico grupo de artistas que llevan el flamenco en las venas, hicieron que el público se pusiese en pie y aplaudiera durante varios minutos quedando todos, en definitiva, encantados de recibir y disfrutar de la leyenda viva que es Pepe Habichuela.



PRÓXIMOS CONCIERTOS



El miércoles 9 de agosto regresa Música con Sabor, una velada musical y gastronómica con tapas de Villanueva de los Infantes. Los encargados del concierto serán Carlos Cano (flauta) y Hernán Milla (piano) un dúo nominado a los Grammys Latinos en 2016, y que deleitará al público asistente con el programa ‘Por la Rivera de Paquito’, un paseo por la música de Paquito D'Rivera, sus afluentes e influentes.



Como el año pasado, para poder degustar la selección de vinos y tapas que se ofrecerán a lo largo del evento, habrá que adquirir un ticket en el Restaurante – Bar ‘El Rincón de la Plaza’. Será posible acceder al recinto de manera gratuita para quienes solo quieran asistir al concierto.



Por primera vez en el Festival, el sábado 12 de agosto, la protagonista será la ópera, con la puesta en escena de La Traviata, de Giuseppe Verdi, en el Auditorio Municipal de La Encarnación. La iniciativa será el resultado de la I Opera Studio que convocada y organizada conjuntamente por el Festival de Música Clásica de Villanueva de los Infantes y la Orquesta Filarmónica de La Mancha (OFMAN).



El domingo 13 de agosto, el Festival cerrará su X edición por todo lo alto con el Cuarteto Quiroga. Residente en el Palacio Real de Madrid, responsable de su Colección Palatina de Stradivarius decorados, este cuarteto está considerado hoy como uno de los grupos más singulares y activos de la nueva generación europea, internacionalmente reconocido entre crítica y público por la fuerte personalidad de su carácter como grupo y por sus interpretaciones audaces y renovadoras. Un concierto de clausura donde se escuchará a algunos de los grandes autores de la música española e hispanoamericana de los dos últimos siglos.