Devora Libros: Las recomendaciones literarias de Jennifer Bernal

|


¡HOLA A TODOS. MI NOMBRE ES JEN Y ESTO ES DEVORA LIBROS! Me presento para los que no me conozcáis y, para los que sí, gracias por estar ahí. Tengo 21 años y soy estudiante de Periodismo en la Universidad de Castilla-La Mancha. Siempre me ha gustado leer y, hace unos meses, decidí crearme un canal de Youtube para hablar de libros. A parte de ello, también os traeré semanalmente al periódico recomendaciones de distintos géneros de libros y mis opiniones acerca de los últimos leídos. En esta ocasión, voy a hablaros de los libros de poesía y novela que leí durante el mes de junio.


En primer lugar, quería hablaros de ‘Amor Revolver’ de Loreto Sesma. Tenía muchas ganas de leerlo y yo ya sabía que iba a ser especial. Ya leí ‘Naufragio en la 338’ (su primer poemario) el año pasado y me encantó. La forma que tiene de escribir Loreto me parece increíble y más aun siendo una chica tan jovencita. Ha sido un libro que he disfrutado muchísimo leyendo y he sentido los poemas de una forma muy especial. Loreto una vez más me ha cautivado con este fantástico poemario que os recomiendo al 100%, porque no os va a defraudar. Ha sido el típico libro que parece estar escrito para ti y lo has leído justo en el momento adecuado. Es pura magia escribiendo, y alguien me enseñó que la palabra magia es algo muy grande. Me da envidia por escribir tan sumamente bien. Es un encanto poder descubrir maravillas como esta, que el aprendizaje siempre siga vivo. Porque Loreto no es una copia más de todos los poetas que están floreciendo.


Otro libro que leí fue ‘Los renglones torcidos de dios’ de Torcuato Luca de Tena. La protagonista de este libro es Alice Gould, una detective que ingresará voluntariamente en un hospital psiquiátrico, simulando una paranoia para conseguir ciertas pruebas para el trabajo que investiga. La inteligencia de esta mujer confundirá a todos los protagonistas y empezarán a pasar cosas espeluznantes, a cada cual más asombrosa. Para documentarse, el autor pasó dieciocho días en una institución psiquiátrica, donde convivió con enfermos mentales para la creación de la obra. Torcuato tiene una forma muy peculiar de escribir, que a mí, sinceramente, no termina de llenarme. Además, este libro peca de tener capítulos quizá para mi gusto demasiado extensos. Es una rallada de libro. Todo el mundo dice que es espectacular pero a mí no me ha gustado. Pero, lo que digo siempre, para gustos los colores. Quizá no me ha entusiasmado por las grandes expectativas que tenía, pero he de reconocer que es un buen libro y que cuenta con personajes con muchísima personalidad.


Otro de los libros que he leído este mes ha sido ‘Los secretos en el techo del mundo’ de Daniel Zaragoza. Esta historia gira en torno a Jamini, una niña de la India que huye de un pasado oscuro y entra en un monasterio budista tibetano haciéndose pasar por un varón. Tendrá que luchar contra viento y marea por conservar su falsa identidad en un mundo de hombres. Más tarde, aparecerán otros personajes que harán que la historia no te deje indiferente y no podrás parar de leer. Es un libro muy descriptivo, del que me ha llamado mucho la atención la forma de escribir del autor. Me ha ayudado a descubrir nuevas palabras desconocidas en mi diccionario y otra cultura. Al principio me costó ubicarme un poco, porque los nombres son demasiado raros, pero al final acabas habituándote. 100% recomendado.


Por otra parte, descubrí por fin a la fantástica Mónica Gae. Soy seguidora suya desde hace bastantes años, pero nunca había tenido la oportunidad de leer sus poemarios. El primero que leí fue ‘Corazón desastre’. El título ya por sí mismo enamora, pero cuando empiezas a pasar páginas ya es el momento en el que quedas conquistado para siempre. Me pareció un libro espectacular, porque es una autora de las pocas que hay que te hacen sentir tanto con muy poco. De las que escriben por y para ti. Es una de mis poetas favoritas y espero que cojáis la recomendación debajo del brazo para que pueda ser la vuestra también. En segundo lugar, y justo después de haber terminado su primer poemario, comencé con el segundo, llamado ‘Instrucciones para abrazar a un cactus’. Quería leerlos a la vez y observar las diferencias y evolución de la narrativa. Este libro cuenta con un prólogo increíble escrito por María Vera. Como dice la propia autora “esto no es un libro, es un año. Es un antes y un después. Es una muerte y una segunda oportunidad. Es una pistola en el pecho pidiendo ayuda”. Se observa una cierta madurez en sus palabras respecto al libro anterior y como su vida dio un giro. Digamos que me he reconstruido un poco con sus libros y me he conocido más a mí misma. No sabría elegir entre los dos poemarios, porque cada uno tiene su encanto. Y ante el arte, es complicado dejar partes aisladas. Lo único que sé y que puedo decir es que Mónica merece ser leída.


Otro poemario que leí fue ‘Ciento volando de catorce’ de Joaquín Sabina. Era el primer libro que leía de él y me he dado cuenta de que la poesía que hace es totalmente distinta a lo que estamos acostumbrados normalmente. Muy sobria y robusta. A decir verdades, no me ha entusiasmado pero tampoco me ha disgustado del todo. Simplemente, no es el patrón que sigo pero hay que leer de todo.


Otro libro que leí fue ‘Misión Olvido’ de María Dueñas. Este libro se caracteriza por su forma de escribir, muy limpia y decidida bajo mi punto de vista. En esta historia tenemos a Blanca Perea como protagonista, que decide marchar hacia la Universidad de California de Santa Cecilia para investigar un nuevo proyecto, tras la ruptura definitiva de su matrimonio. Con la beca conseguida se pondrá manos a la obra para trabajar en una investigación sobre Andrés Fontana, un profesor de literatura fallecido que fue exiliado tras la Guerra Civil Española. Más tarde, aparecerá Daniel Carter, un antiguo alumno, con el que establecerá lazos y le conducirá a una trama bastante interesante que permanecerá hasta el final.


Otro poemario que leí ‘El amor, las mujeres y la vida’ de Mario Benedetti. El lazo que ha creado desde siempre Benedetti con el mundo es increíble, demostrando que el amor siempre nos salva de todo. De modo que os recomiendo muchísimo este poemario.


La decepción de este mes ha sido ‘Como fuego en el hielo’ de Luz Gabás. Es cierto que la forma de escribir me ha hecho disfrutar, pero la historia en general no me ha parecido que esté al nivel de lo que ella suele escribir. Un final precioso, pero me costó muchísimo leerlo. Trata de Attua, un joven que debe ocupar el puesto de su padre tras su muerte. Desde ese momento, sabía su futuro no sería igual, ya que debía volver a un lugar donde él no quería permanecer. Cristela, también tendrá un papel importante en la historia y le perjudicarán las decisiones que tome Attua. Es una historia de amor al fin y al cabo, que transcurre en el siglo XIX entre Francia y España.


Si queréis saber más, no dudéis en conocerme a través de Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCwEgrvLFTgt8WwPJUU8HqTw


Nos vemos pronto. ¡HASTA LA PRÓXIMA!