Un aniversario memorable

|


En estas semanas hemos cumplido dos años de presencia en el Ayuntamiento como Grupo Municipal de IU-GANEMOS Valdepeñas. Nuestro canal de Youtube y otros ciberespacios rebosan de imágenes, valoraciones y opiniones expresadas por nuestros representantes corporativos. Igualmente resulta fácil recordar la lista de temas, reivindicaciones, mociones, propuestas que han salido a la palestra municipal porque, entre otras cosas, nuestros representantes estaban ahí para que todo lo que está relacionado con las necesidades y expectativas de la ciudadanía se viera reflejado en los Plenos, las comisiones y hasta en los despachos y pasillos municipales.



Cuando, por resultados electorales, te corresponde el papel de ser oposición, todos los espacios legítimos y mecanismos legales son buenos para cumplir la doble tarea de fiscalizar la acción del gobierno y la de aportar enfoques y propuestas sobre cuestiones pendientes de solución o mejoras que bien merecen un debate.



Estos dos años pasados se han beneficiado de los cuatro precedentes, cuando IU Valdepeñas estuvo presente en el Consistorio con un concejal que tuvo que ejercer de polivalente. Cuando la confluencia sumó más voluntades a una opción común transformadora, IU Ganemos Valdepeñas consiguió en las urnas tres concejales que han multiplicado la capacidad de atender con redoblada atención al funcionamiento político-administrativo de este Ayuntamiento.



Seguimos aprendiendo a compartir el dolor de las víctimas de la violencia machista y a salir desde el Ayuntamiento a la calle para protestar por la falta de recursos para apoyar a las mujeres en su lucha por la igualdad, la dignidad y, en los peores casos, por la simple supervivencia. Pero no hemos conseguido que se reabra la casa de acogida. Y hay mucho que corregir y mejorar...



En estos dos años se ha potenciado la capacidad de elaborar propuestas, de estar presentes en las comisiones informativas y, sobre todo, la capacidad de contacto con nuestros electores, con los ciudadanos en general y con los que, de una forma más precisa, resultaban directamente afectados por lo que sucedía o por lo que faltaba por suceder.


No ha cambiado mucho la situación de nuestra Valdepeñas. Seguimos instalados en una precariedad que cierra un bucle depresivo con la caída del consumo. Ni tienes para comprar ni consigues vender. Y el Ayuntamiento no ha buscado, imaginado ni encontrado la fórmula para ser el motor o, por lo menos, el carburante de una actividad que relanzara la vida económica. No es cuestión de beneficios sino de empleo correctamente remunerado.



Como concejales hemos tenido que superar con ganas y dedicación la relativa inexperiencia sobre cómo se gestionan los asuntos públicos (y desde la oposición). Hemos pasado (sin dejarlo atrás) del activismo social a la mecánica "parlamentaria" para que nuestro programa político municipal tuviera la oportunidad de presentar sus alternativas a cada situación problemática planteada. Y de ello hemos informado cumplidamente, por tierra y aire. Lo más parecido al mar es la corriente de simpatía que nos han manifestado no pocos ciudadanos, que confían en nuestra capacidad para escucharlos y tratar de resolver sus problemas.



No sólo nos ha preocupado la economía de las personas (por desgracia, en recesión) sino la relación entre los intereses económicos que quieren hacerse pasar como "de interés general" cuando son intereses minoritarios e insolidarios, con la salvaguarda de nuestro medio ambiente, la protección del patrimonio (incluso el cultural, sí... y la memoria y la identidad), el respeto hacia las especies animales, el mantenimiento de los derechos sociales y, en estos tiempos de feroz manipulación emocional e intoxicación informativa, un compromiso firme con la transparencia de la gestión administrativa y con la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos.



Somos ciudadanos: no usuarios "trabajados" por aparatos de relaciones públicas encaminadas a la "fidelización de clientes". IU Ganemos Valdepeñas se declara dispuesta a ganar esa batalla que es la de la mayoría social de este país, de Valdepeñas: ser libres para escoger democráticamente nuestro futuro.



De lo que nos ofrezca el futuro, lo más inmediato es la “Feria de Agosto” que se celebran en julio. “Amanece, que no es poco” y no le pondremos pegas quisquillosas a nuestro calendario festivo, aunque bien mereciera una reflexión para ordenar convocatorias, contenidos y capacidad de incorporar la participación ciudadana de una forma más imaginativa y al servicio de entretenimientos y actividades menos esclavos de lo “tradicional”, cuando esto significa escasa voluntad y capacidad para responder socioculturalmente a las necesidades objetivas de una comunidad que debe encontrar en el ocio y el entretenimiento festivo el mejor reflejo de sí misma, evitando y superando referencias que ya entran, afortunadamente, en conflicto con una buena parte de la sensibilidad social, entiéndase “mal trato animal”, comportamientos incívicos o agresiones machistas.


En cualquier caso pero no de cualquier manera, deseamos a todas y a todos, valdepeñeros y visitantes, unas jornadas de diversión, de compartir lo festivo con familiares y amigos y de vivir la sana experiencia de un pueblo en fiestas.