Hace el Camino de Santiago en bicicleta en memoria de su padre y su pareja, fallecidos en el accidente de tren en Angrois

|


Este lunes 24 de julio se cumplen cuatro años desde que tuvo lugar una de las mayores tragedias ferroviarias de España, el accidente de un tren Alvia que descarriló en la curva A Grandeira de Angrois a unos 3 kilómetros de la estación de Santiago de Compostela. Cubría el trayecto entre Madrid-Chamartín y Ferrol y transportaba a 218 pasajeros. A consecuencia del accidente, 80 personas perdieron la vida.


Isidoro Fernández es uno de los supervivientes del accidente. Viajaba junto a su padre, Isidoro Fernández, y su pareja, Marta Jiménez, natural de Valdepeñas, para asistir al bautizo de su sobrino en Santiago. El joven sobrevivió pero perdió en el accidente a su padre y a su novia. Por eso, ha querido rendirles una especie de homenaje realizando el Camino de Santiago en bicicleta junto a su sobrino y a dos amigas de Marta. 


En realidad es la segunda vez que realiza de este modo el Camino de Santiago. En esta ocasión salieron de Oporto el día 17 de julio y llegaron el día 21 a Santiago de Compostela. "Es algo que tenía pendiente de hacer con Marta porque todos los años viajábamos allí unos días en verano para huir del calor, ya que yo viví unos años de mi infancia allí y tengo familiares en esa ciudad; ya no lo puedo hacer con ella pero sí por ella", ha explicado Isidoro a El Eco de Valdepeñas. 


Para él es "una manera alternativa que tengo de volver a Santiago" porque lo que tiene claro es que "no quiero repetir ese viaje" en tren. Y es que Isidoro pasó la mitad de su infancia en Santiago y la otra mitad en La Mancha. Por eso este Camino de Santiago en bicicleta "es una manera de volver a encontrarme con este sitio porque tengo sentimientos contradictorios, siempre llevando en la memoria lo que ocurrió".


Así, Isidoro nos cuenta que han sido cinco días de marcha en memoria de Marta y de su padre, "superando muchos obstáculos y cansancio pero ha merecido la pena".


Cuarto aniversario de la tragedia


A pesar de que han pasado ya cuatro años desde que se produjo el accidente, para Isidoro "parece que ocurrió hace dos días; no hay día en el que no me acuerde de lo que pasó y, aunque cada uno lo lleva de manera diferente, apenas te crees que haya pasado todo este tiempo". Precisamente este lunes por la mañana Isidoro ha participado en una marcha en Santiago de Compostela junto a la Plataforma de Víctimas del Alvia. Por la tarde tuvo lugar una misa en memoria de los fallecidos y después el día culminó con un emotivo homenaje en la curva de Angrois.


Son unos momentos muy emotivos, tal y como reconoce Isidoro, quien recuerda cómo salió disparado del vagón en el que viajaba, por lo que tiene el cuerpo lleno de cicatrices. Sufrió lesiones en la espalda, brazos y piernas, tuvo que ser sometido a dos cirugías de reconstrucción de la cabeza y permaneció dos meses en la Unidad Especial de Quemados.


Sin embargo, tras cuatro años la Plataforma de Víctimas sigue pidiendo justicia, tal y como recuerda Isidoro. "Llevamos cuatro años pidiendo que se reabra una comisión de investigación independiente porque la que se creó en su momento estaba controlada por Adif y Renfe y tuvimos que recurrir a Europa, que nos dio la razón, pero aquí parece que les da igual", explica.


Y es que esa falta de justicia "es una de las cosas que ha hecho que estos cuatro años hayan sido duros; te ponen zancadillas y no te dejan avanzar", indica Isidoro, quien asegura que "lo único que han hecho es mentir". Por ello, señala que sin justicia "no podemos continuar ni normalizar nuestra vida, que es lo que queremos o intentamos, aún con las pérdidas que hemos sufrido".