Demarco Flamenco arrasó en la Plaza Mayor de La Solana

|



El artista utrerano Demarco Flamenco consiguió abarrotar la Plaza Mayor de La Solana hasta el más mínimo recoveco, tanto en la parte central, donde se quitaron las sillas para dar cabida a un mayor número de gente, como en los bares de alrededor. La noche fue un éxito para todos ellos y para el intérprete, que recibió el cariño del público que le vitoreó y tarareó con ímpetu sus rumbas modernas. La congestión estaba prevista, por lo que no faltó precaución, con personal de seguridad en las entradas a la plaza y vigilancia de Protección Civil, Policía Local y una ambulancia.

El intérprete Demarco, originario de Utrera (Sevilla), ha comenzado su andadura en solitario este año con la publicación de su primer disco llamado Uno. Su carrera artística empezó gracias al cantante El Maki en 2012, cuando le apadrinó pidiéndole que le acompañase en su gira. Hasta 2016 ha colaborado con él en tres de sus discos y finalmente 2017 le ha dado la oportunidad de debutar siendo él el protagonista.

Su cercanía le ha hecho ganarse el cariño del público y en declaraciones aRadio se muestra satisfecho por vivir esta nueva etapa en su vida. Las redes sociales le han ayudado a darse a conocer, tanto para ser descubierto por su padrino musical como para mantener el contacto con su público. El Maki es el productor de este nuevo disco, del que la mayoría de las canciones son compuestas por Demarco. Afirma que le cuesta quedarse solo con una por lo personales que son, pero se inclina hacia el que está siendo uno de los éxitos de este verano, “La isla del amor”.

En su ciudad natal, catalogada como honorífica del flamenco, y de la que ha mamado la vocación, siempre ha cantado en familia, pero nunca profesionalmente antes de conocer a El Maki. Hasta hace dos meses ha seguido trabajando como repartidor de butano, oficio del que se siente muy orgulloso. Empezó a componer porque quería expresar sus propios sentimientos y no los de otros y el resultado ha sido este trabajo muy personal. Su nombre de pila es Marcos, igual que el de su padre, y Demarco es el apodo con el que se ha quedado por todos los que se referían a él como el niño “de Marcos”

Una hora y media de concierto dio para repetir sus temas más conocidos e interpretar canciones de otros artistas como los Chichos, así como algún fandango. Comenzó y terminó con su melodía más famosa: “La isla del amor”, acompañado al unísono por el público, en su mayoría joven y tanto local como foráneo.