Más de treinta exfutbolistas del C.D. Valdepeñas se reencuentran después de casi cuarenta años

|


La Plaza de España ha acogido esta mañana el reencuentro de treinta y dos exfutbolistas del Club de Valdepeñas de las temporadas de 1975 a 1982, de diversos puntos de la península como Tenerife, Almería, Sevilla o Castellón. Esta unión, después de casi cuarenta años para alguno de ellos, se celebrará con un vino en la Plazoleta de Balbuena y una caldereta en la Bodega Marín Perona. A las 18.00 horas esta peña se instalará en el Museo del Vino dónde se otorgará diversos obsequios a los exjugadores y, posteriormente, La Antigua Bodega de los Llanos preparará una cena para todos ellos.


José Sarrión, aficionado del Club, cuenta que este encuentro surgió porque él mismo contacto con un jugador para ver si tenía relación con los del equipo. “Este jugador me dijo que no tenía contacto con ninguno de ellos y llamé al capitán, que fue el que me pasó el contacto de otros jugadores. A partir de ahí, me puse en contacto con los Ayuntamientos de otros pueblos y a equipos en los que estas personas habían estado después de estar en el Valdepeñas para conseguir los teléfonos y hacer un reencuentro”.


Sarrión ha destacado que ha habido otros componentes del club que no han podido asistir a este reencuentro, ya que por ejemplo Manolo Ameiro se encuentra en la Selección Femenina del Europeo en Holanda. “Anoche nos mandó un vídeo desde allí, saludándonos y acordándose de todos nosotros” explicaba el aficionado.


Por su parte, el capitán del equipo, Adolfo Ballester ha declarado que “esta sorpresa es increíble. Quiero agradecer a José que haya organizado todo, porque si nos dicen esto hace unos meses, era imposible y él lo ha conseguido. Estamos todos encantados de volver a vernos después de tantos años”.


No obstante, Sarrión ha querido hacer balance de los últimos años que está atravesando el Club Valdepeñas, comentando que ve mal el panorama futbolístico. “Las televisiones han fastidiado el fútbol de segunda y tercera división. Antes la gente iba a ver el fútbol con el transistor y, sin embargo, ahora la gente va al bar a verlo. Se han vuelto muy cómodos”.


Este club mañana volverá a reunirse para dedicarse un ‘hasta pronto’ y esperar hasta la próxima vez que decidan realizar este encuentro.