La presentación de los niños bautizados cerró el tríduo a Santiago Apóstol

|


Los llantos de los muchos niños que acudieron a la tradicional presentación al Apóstol Santiago, volvieron a inundar la nave de la parroquia de Santa Catalina, cerrando de esa forma el triduo preparatorio de la fiesta del patrono de La Solana.

Al comenzar la misa el oficiante, Benjamín Rey, fueron presentados uno a uno a los niños, que son los bautizados en las parroquias de La Solana desde julio de 2016 a julio de 2017, siendo ofrecidos de esa forma a la imagen del patrono solanero.

Padres de los pequeños, así como familiares de los pequeños les acompañaron en la celebración, participando asimismo en las lecturas de la misa, así como en la presentación de las ofrendas en las que además del pan y el vino, se presentaron un biberón y un bordón de peregrino infantil de los que acompañan al santo en la procesión.

En la homilía señalaba Benjamín Rey la importancia que tenía el momento de la presentación por los padres, señalado la apuesta por la vida y recordó la petición que la madre de Santiago y Juan hizo a Jesús, pidiendo un puesto a su derecha y otro a su izquierda.

Añadía Benjamín Rey que igualmente los padres allí presentes pedían que sus hijos fueran algo grande en la vida, que en definitiva sean buena gente, es la petición a Jesús a través de Santiago.

La parte musical de la misa estuvo a cargo del coro de la parroquia de San Juan Bautista de la Concepción, a la que se le entregó una placa por la directiva, así como un diploma a cada uno de los niños presentados al Apóstol Santiago como viene haciéndose desde hace nueve años.