Luis Díaz-Cacho: "Mientras seamos capaces de encender la llama y el destello en las pupilas de un niño, la feria tiene sentido"

|


La vecina localidad de La Solana se prepara para vivir este fin de semana los días centrales de su Feria y Fiestas que tendrán su culmen los días de Santiago y Santa Ana. Para ello, desde el Ayuntamiento de la localidad se ha elaborado un completo programa de actividades que se extienden prácticamente durante quince días y que están abiertas a la participación de todos los públicos, desde los conciertos gratuitos en la Plaza Mayor, juegos infantiles, rejones o concursos. Una completa propuesta que invita a visitarles estos días y sobre la que hemos conversado con su alcalde, Luis Díaz-Cacho.


¿Cómo se presenta este año la Feria de La Solana?


La Feria de La Solana se presenta, como cada año, muy participativa, con mucho calor como suele hacer en Santiago y Santa Ana y con una programación al gusto de todos los ciudadanos y ciudadanas, por supuesto.


¿Qué novedades presenta el programa?


El programa es muy intenso. Hemos empezado ya el día 14 con actividades y acabamos el día 29. No es solamente los días de feria sino que son prácticamente quince días. Hay actividades para todas las edades. Hay dos focos de funcionamiento, que son la Plaza Mayor y el ferial. En la Plaza Mayor hay distintas actividades de mediodía con el vermut, las actividades para niños con la espuma, con los juegos infantiles, y por las noches hay actuaciones. Tenemos el gran concierto de Demarco, que será el sábado 22 de julio a las 22:30 horas y gratis para todas las personas que quieran acompañarnos. Tenemos también la actuación de La Huella de tu Voz, un producto cultural nuestro que se ha ido consolidando y que tiene mucho éxito en la feria. Contamos también con el Tributo a Mecano el día 25, que es el día de fiesta local. Ese día tenemos a las 11:00 un Junior Chef con niños en la carpa. El día 25 tenemos también la misa de Santiago Apóstol y por la tarde la procesión. Ya hemos celebrado el Concurso de Pintura Rápida, la Concentración de Tractores Antiguos, la XVII Concentración de Motos Clásicas, es decir, muchas actividades. Es una feria participativa, con los colectivos locales se involucran, el recinto ferial está a tope como todos los años. 


Por otro lado, la carpa es la gran novedad este año. Hemos instalado una carpa abierta en la Plaza Mayor para hacer las actividades que hay durante el día y preservar del calor que hace durante esas horas.


Además, hay actuaciones musicales de todos los estilos y para todos los gustos...


Sí, además, son gratuitas, abiertas al público. No hacemos grandes conciertos al uso en el campo de fútbol. El presupuesto de la feria son 60.000 euros y sólo un concierto ya te cuesta eso. Con eso hacemos toda la feria. Nosotros hemos puesto lógica al tiempo que nos ha tocado vivir y no por ello es una feria con peor calidad. Al contrario, es súper participativa, las plazas están a tope a mediodía y por la noche y es un pueblo al que nos gusta mucho la feria, somos muy feriantes de siempre.


Este año no hay toros sino rejones...


Este año hemos adjudicado la plaza de toros a una nueva empresa. Hemos pasado de un concepto a través del cual poníamos dinero para hacer actividades taurinas a un concepto en el que las empresas que vienen nos pagan una pequeña cantidad. No queremos tampoco que las empresas se peleen por el dinero, sino por la fiesta taurina. En ese sentido, la empresa que había no ha solicitado la prórroga, hemos tenido que preparar un pliego urgentemente para adjudicar la plaza y ha cambiado de empresa. Esta nueva empresa dice que quiere investigar a ver qué tal se dan otro tipo de actividades taurinas. Han propuesto los rejones, el Gran Prix, las vaquillas, que siempre tienen mucho éxito entre los jóvenes. Y en vez de corrida ha preferido una novillada con rejones. Es la empresa la que se juega sus recursos y con todo nuestro respeto ella es la adjudicataria de la plaza y la que manda en la plaza.


El pregón corre a cargo este año de María del Carmen Torres Manrique. ¿Por qué se le ha elegido a ella?


Tenemos una pregonera de lujo porque María del Carmen Torres Manrique es una persona con un currículum maravilloso. Nace en La Solana en el año 1958, casada con tres hijos, vive en Logroño, licenciada en Farmacia por la Universidad Complutense, doctorado en Farmacia por la Universidad Complutense, título de especialista en Microbiología Clínica, coordinadora del Grupo de Investigación de Ecología Molecular de la Resistencia de los Antibióticos de la Universidad de La Rioja, académica de número de la Academia de Farmacia del Reino de Aragón desde 2012, autora de más de 330 publicaciones científicas en revistas internacionales, ha dirigido más de 20 tesis doctorales... Es una persona con un currículum que nos orgullece que haya aceptado porque sé que está tremendamente ocupada siempre, viajando por todo el mundo, y es una persona muy humilde, comprometida, muy sencilla,  y es la gente que queremos que nos represente dando el pregón en este tipo de actividades


¿Cómo es la participación de los solaneros en todas las actividades de la feria?


Muy intensa. La gente se suele quedar en su feria. Hay gente que aprovecha la feria para sus vacaciones pero hay mucha gente que viene de fuera a pasarla aquí, por lo que el ferial está siempre a tope. Las actividades del día en la Plaza Mayor también están a tope. Y nuestra feria empieza a las 12:00 del mediodía y acaba al día siguiente a las 10:00 de la mañana, así que dura prácticamente 24 horas al día.


¿Cuál dirías que es la importancia de mantener tradiciones como la feria en un pueblo?


A veces hemos reflexionado sobre este tema, si tiene o no tiene sentido seguir celebrando la Feria y Fiestas toda vez que los conceptos han cambiado. Antes era el único descanso que la gente tenía y no había mucha más actividad lúdica. Pero es cierto que todo ha cambiado y ahora mismo podemos tener feria en cualquier momento, la gente viaja cuando le da la gana, y los conceptos del ocio y del descanso han cambiado. Pero yo creo que la feria sigue siendo la feria. No hay más que mirar el brillo de los ojos de los niños cuando ven el colorido, los cabezudos, cómo acompañan a la comitiva, su sorpresa al llegar al ferial con el ruido, la música, las luces de las atracciones.  Siempre que seamos capaces de encender la llama y el destello en las pupilas de un niño, la feria tiene sentido.


¿Cómo invitarías entonces a la gente a participar en estos días de feria?


Como siempre nos encantaría que se sintieran unos solaneros y unas solaneras más estos días, que somos un pueblo muy hospitalario, que no les vamos a defraudar con todas las actividades que tenemos preparadas y con nuestras discotecas de verano que son conocidas a nivel regional y que van a disfrutar con nosotros.