Miguel Molinero (Cirk About It): “En 'El Apartamento' se dan situaciones especiales que se resuelven con circo"

|


Cirk About It es una compañía de circo que reúne a tres jóvenes de distintos puntos de la geografía española para sacar a la calle una de sus pasiones: hacer disfrutar a través de las artes escénicas. Esta compañía instalada en Castilla y León, concretamente en la provincia de León, se caracteriza por su enorme inquietud artística y su crecimiento imparable. Los espectadores que quieran disfrutar de una noche diferente, podrán verles el próximo 22 de julio a partir de las 22.00 horas en la Plaza de la Constitución. Hoy hemos hablado con Miguel Molinero García, uno de los componentes de la compañía, que nos ha adentrado en el mundo mágico del circo.


¿Cuándo y de qué manera surgió Cirk About It?


Cirk about it como tal surge en 2013, que es el momento en el que se conforma la compañía, pero llevamos trabajando juntos desde antes. En el 2009-2010 aproximadamente empezamos a hacer circo. Creamos una pieza corta que ganó el Festival Off Circada, llamado ‘Tres al cubo’ y al año siguiente ese festival nos permitió volver para presentar el espectáculo que estamos llevando a cabo ahora ‘El Apartamento’. En esa pequeña transición, entre ganar el corto y empezar con ‘El Apartamento’, se crea la compañía CIA (Cirk About It).


¿Cuántos componentes lo formáis?


La compañía la formamos tres personas: David Torno, Laura Barba Ruiz y yo.


Desde el pasado año estáis promocionando vuestro nuevo espectáculo. ¿Qué depara a los valdepeñeros ‘El Apartamento’?


‘El Apartamento’ refleja el día a día de la vida de tres compañeros de piso. Se encuentran en un apartamento conviviendo y se ve cómo pasan un día tres artistas de circo. Para la mayoría de las personas, sería un día cotidiano normal y corriente, mientras que a estos tres personajes se les complica todo: desde cambiarse la ropa o una bombilla. Todo son situaciones especiales que resuelven con circo.


¿Este teatro va dirigido a un público concreto o a todos los espectadores?


Está enfocado para que se vea desde un público familiar. Es interesante porque no solo disfrutan los niños, sino también los padres. Me parece que es la combinación perfecta de público, el público familiar. No obstante, están invitados a disfrutar todos los públicos.


¿Qué partes de España recorreréis con ‘El Apartamento’?


Hasta ahora hemos recorrido bastantes sitios de España, como la Feria de Ciudad Rodrigo, donde hemos ganado el Premio al Público o en FETEN (Gijón) y esperemos recorrer muchos más. Los más destacados o relevantes quizá sean Off Circada o el Festival de Sevilla. Hemos pasado por casi todas las comunidades y tenemos ganas de seguir llevando a cuestas nuestro apartamento allá donde nos lo permitan.


Hablando de premios, en 2014 fuisteis galardonados con el premio Off Circada o el año pasado en León os llevasteis el Premio al mejor espectáculo de calle 2016, ¿Qué supone para vosotros ganar estos premios? ¿Aspiráis a alguno este año?


Son en cierta medida escaparate para que la compañía y el espectáculo sean más visibles para llegar a contactar con el mercado que existe de artes escénicas. Son facilitadores y difusores del trabajo que realizamos. En febrero ganamos el premio de FETEN, pero no creo que actuemos en más ferias este año con premiación. No obstante, cada bolo es un premio para nosotros. No nos preocupa demasiado ganar premios. Nos gasta hacer nuestro trabajo bien allá donde vamos y sobre todo disfrutar y hacer disfrutar al público.


¿Qué es lo más importante para un acróbata en el mundo del circo?


Lo más importante es sentirte realizado con lo que haces y tener ganas de continuar haciendo circo por mucho tiempo, que no se acabe en una primera puesta, sino que el recorrido sea largo.


Son muchas las críticas que han saltado a la calle debido a los circos que utilizan a los animales para el espectáculo. ¿Qué piensas al respecto, crees que el animal no sufre al colaborar en estos actos o, por el contrario, es una situación anticuada que debe renovarse?


La verdad es que es un tema que sigue estando muy presente. Cada vez que hablamos de circo se piensa en leones, jirafas y elefantes. Es una línea que nosotros no trabajamos, ya que nos dedicamos a hacer circo contemporáneo, que es totalmente paralelo a este circo de animales. No sé muy bien cómo funciona, no sé si sufren o no sufren, aunque imagino que sí. De todos modos, particularmente considero que no es un lugar indicado para ellos, independientemente del sufrimiento, unido a que no tienen la capacidad de decisión.


Las cosas han cambiado, no es fácil vivir de esta profesión. ¿Cómo ves el mundo del circo en el siglo XXI?


Todavía queda trabajo por hacer, como cualquier ámbito, pero es cierto que los últimos años ha tenido una progresión bastante importante. Se han abierto nuevos circuitos, se están asemejando cada vez al resto de artes escénicas que llevan más tiempo en el mercado, como es la danza o el teatro. Queda camino por andar, pero se está formando una red importantísima. Es interesante que continúe esa línea y que haya lugares que realicen esta oferta cultural que es muy potente y agradecida de cara a esa cuarta pantalla que es el público. La mayor parte de la gente disfruta viendo circo y considero que es un espectáculo muy completo en el que hay que apostar para que dé de sí mucho tiempo.