Fran Montaña: "Mi proyecto más importante del futuro es seguir disfrutando con cada nota que suene"

|


El compositor gijonés nacido en los 70 y guitarrista de la Big-band de Jazz del Conservatorio de Música de Gijón, Fran Montaña, siempre ha llevado por bandera la guitarra y su voz. En el campo de la improvisación, ha recibido cursos de grandes figuras del Jazz como Manel Camp, Horacio Icasto, Iñaki Askunze, Chema Sáiz o Luis Giménez. Entre los trabajos realizados destacan: la sintonía para el programa cultural de televisión local de Gijón llamado "La Máscara", la interpretación de tres boleros cubanos para la presentación del libro Buziana o el peso del alma. Para clausurar la V Edición de las Notas del Vino, este sábado día 15, a las 21.30 horas se podrá disfrutar de la música de este artista en el Museo del Vino. Hoy hemos querido conocerle más profundamente.


¿Qué se podrá ver en tu actuación del próximo sábado, de qué podrá disfrutar el público?


En mi próxima actuación en el Museo del Vino se podrá ver clásicos de siempre, de estilos como Jazz, Bossa-nova, Boleros, Swing, Neo-Tango… El nexo en común que tiene mi repertorio es que, todos los temas pertenecen a bandas sonoras de grandes películas del cine.


¿Cuándo te adentraste al mundo musical?


Me adentré hace ya bastantes años. Desde que era pequeño me apasiona la música. He tenido la suerte de tocar como Guitarrista en la Big-Band de Jazz del Conservatorio de Música de Gijón y en la Orquesta Sinfónica de Gijón (O.S.G.I), que pertenece al Teatro Jovellanos de Gijón, pero en realidad me siento Compositor y Letrista.


¿Cómo definirías tu música en este momento?


No sabría cómo definirla, pero lo que sí sé es que en esta ocasión haré versiones muy especiales que escogí por mí mismo y que me parecen verdaderas joyas musicales.


¿Qué supone para ti participar en el V Festival de ‘Las Notas del Vino’?


Ya he estado en varios ocasiones entre los participantes de este evento y me entusiasma muchísimo que cuenten conmigo prácticamente todos los años. Para mí es un placer aportar mi música y que la gente disfrute con ella. Además, el entorno y el ambiente que se respira en el festival para mí es algo mágico y que nadie se puede perder.


¿Qué nivel de participación se espera?


Creo que este año volverá a ir mucha gente. En anteriores ediciones yo me quedaba alucinado con toda la gente que veía en los asientos, porque no me lo esperaba. La experiencia que yo he tenido ha sido magnífica. Me siento muy arropado y como en casa siempre que vuelvo.


¿Tienes algún proyecto en mente para los próximos meses?


Siempre tengo proyectos en mente, en cuánto a componer y visitar lugares para que conozcan mis canciones. Pero, el proyecto más importante, es seguir haciendo lo que me gusta, disfrutar y saborear cada nota que suena, cada arreglo, cada composición, cada poema que escriba y cada vez que dé una actuación, tratar de transmitir en la medida de lo posible todo lo mejor de mí.