El pleno amplía las ayudas por becas de integración social

|


El Ayuntamiento de La Solana ampliará las ayudas por becas del plan de integración social, que subirán de 270 a 350 euros mensuales. Así lo ha aprobado la Corporación Municipal reunida en sesión ordinaria este martes. Será necesaria una modificación de crédito para dotar esta mejora, destinada a los nuevos beneficiarios del programa.

El grupo municipal de Izquierda Unida firmaba esta propuesta, que en opinión de su portavoz, Bernardo Peinado, “es una pequeña mejora para un proyecto necesario”. Cree que es un gasto asumible para el Ayuntamiento.

La portavoz del grupo popular, Ana Belén Reinoso, se sumó a la propuesta de impulsar estas ayudas “sin llegar a caer en la caridad”. Insistió en que el objetivo es “favorecer las políticas activas de empleo”. En representación del equipo de gobierno socialista, la primera teniente de alcalde y concejala de Bienestar Social, Manuela González, también defendió la necesidad de estas becas y aclaró que son 35 las personas beneficiarias. El punto fue aprobado por unanimidad.

El pleno también aprobó de forma unánime solicitar a la Junta la recuperación del servicio de radiología en el Centro de Salud. A raíz de otra propuesta de IU, los tres grupos coincidieron en que La Solana merece este servicio de diagnóstico, aunque el debate reveló que no es tan sencillo como parece.

Bernardo Peinado señaló que el anterior Centro de Salud ya tuvo aparato de rayos con peores instalaciones y que La Solana “necesita aumentar su cartera de servicios sanitarios”. Ana Belén Reinoso dijo que aquel servicio se quitó por obsoleto y que añadir radiología al actual centro “precisaría un nuevo proyecto” porque no está preparado para ello. La concejala de Sanidad, Alejandra Delgado, recordó que hace más de 20 años de aquel equipamiento de rayos y que ahora “no hay adaptación”. Además, dijo que el Sescam trabaja para cambiar los equipos analógicos por digitales y anunció que apoyaban la propuesta, “para evitar traslados y para mejorar los procesos de diagnóstico”.

Cerró el debate el alcalde, Luis Díaz-Cacho, quien recordó que en los dos últimos años el Centro de Salud ha recuperado servicios tan importantes como el quirófano de cirugía menor y que pronto tendrá ambulancia SBV. “Ahora reivindicaremos un sistema radiológico”.

El punto más controvertido del pleno fue el quinto, que proponía la derogación del documento marco de bases de convocatoria de procesos selectivos. Izquierda Unida se posicionó en contra porque considera que se aprobaron por consenso hace 5 años y son “un instrumento positivo que nos ha ahorrado muchas discusiones políticas”. Bernardo Peinado sospecha que “el PSOE quiere unas bases a su gusto” y apuesta por mejorarlas, pero no derogarlas. En parecidos términos se expresó el concejal popular Antonio Valiente, “fue un trabajo que nos unió y que garantizan la igualdad para no hacer ‘trajes a medida’”. También aboga por una adaptación a cada plaza, pero sin salirse del acuerdo marco.

La concejala de Personal, Manuela Castaño, recordó que el pleno “no es el órgano jurídicamente competente, sino el alcalde”. Admite que fue bueno aquel consenso, pero su grupo coincide con los representantes sindicales, que consideran necesario regular ese acuerdo. “Hay que estudiar unas bases más ajustadas al momento actual y a los cambios legislativos”. El alcalde admitió no estar a disgusto con el convenio actual, pero cree que “hay aspectos legales que aconsejan unas base nuevas”.

La derogación fue rechazada con los votos negativos de IU y PP.

Igualmente generó cierto debate la modificación de la ordenanza que regular el vallado de solares, aunque acabó siendo aprobada por unanimidad. Se acordó aumentar en 3 euros la tasa cuando el Ayuntamiento tenga que limpiar los solares si no lo hacen sus propietarios. Izquierda Unida, por voz de su concejala María Pérez, está de acuerdo como medida disuasoria, aunque reprocha al alcalde “favoritismos” porque afirma que ha concedido ampliaciones de plazo a algunos vecinos. “Hay que ser diligentes con los que no cumplen”, dijo. El concejal popular, Antonio Valiente, cree que no es un problema económico y sí de inoperancia del Ayuntamiento por dar prórrogas. “Si hay una normativa hay que cumplirla”, manifestó.

El alcalde negó tales prórrogas, sino retrasos por propio procedimiento administrativo de plazos. Defendió esta subida como disuasoria pero pidió “coherencia”. “En el equilibrio está la cordura”, señaló, ya que en su opinión no todos los solares son iguales, según en qué lugar y condiciones se encuentren.

El pleno también aprobó las fiestas locales para 2018, de acuerdo con un informe del Cronista Oficial de la Villa. Serán el 22 de enero, ‘lunes de la Virgen’, y el 25 de julio, día de Santiago.

Ruegos y preguntas

La sesión arrancó con un minuto de silencio por las víctimas de violencia de género y terminó con ruegos y preguntas. La concejala de IU, María Pérez, preguntó por la falta de luz en el parque de la calle Corbatas a pesar de una recogida de firmas vecinales, así como por la falta de un grifo en la fuente del parque La Moheda. El alcalde se comprometió a resolver ambas cuestiones. También rogó grabar las comisiones informativas.

El concejal popular, Antonio Valiente, preguntó por la contratación del servicio de seguridad privada ante la ausencia de algunos turnos policiales y Luis Díaz-Cacho respondió que se ha adjudicado a la oferta más ventajosa entre dos empresas presentadas. Vigilarán edificios municipales con vehículo y sin arma. El también concejal del PP, Juan Pedro Mateos-Aparicio, se quejó por la premura de la concesión de la plaza de toros al nuevo empresario, a sólo veinte días de la feria. El alcalde culpó a la anterior empresa por no pedir la prórroga en tiempo y forma, lo que ha retrasado la adjudicación. “Vamos muy justos de plazos”, admitió.