Olmedo muestra su consternación y reclama un Pacto de Estado para “trabajar con la sociedad” en materia de prevención

|


La delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, Carmen Olmedo, ha mostrado su “consternación y tristeza” ante el presunto asesinato de una mujer y su hija e hijo en la localidad ciudadrealeña de Campo de Criptana que, de confirmarse, sería el último caso de violencia de género.

Olmedo, que ha participado junto a la directora provincial del Instituto de la Mujer, Carmen Pimienta, en el minuto de silencio convocado este jueves en Pedro Muñoz, localidad natal de la madre fallecida, ha mostrado “dolor y asombro por este hecho que no deja de ser una tragedia” y que ha dejado a todos los vecinos y vecinas de Campo de Criptana “conmocionados por el suceso”.

Para la representante del Ejecutivo regional, “todavía queda mucho por hacer”, por lo que ha reclamado a las diferentes instituciones un Pacto de Estado “que la sociedad nos está reclamando para asumir no solo el acompañamiento a las familias de las víctimas, sino también para trabajar con nuestros jóvenes en materia de prevención”.

Olmedo ha mostrado la disposición del Gobierno de Castilla-La Mancha para “acabar con esta lacra y seguir trabajando por la igualdad”, y ha finalizado recordando que ante cualquier sospecha frente a casos relacionados con la violencia de género se puede llamar al número regional gratuito 900 100 114 o al teléfono estatal 016.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.