Rectificar es de sabios

|



Recordar el pensamiento de los grandes, es tarea imprescindible si queremos comprender este vericueto en que se ha convertido la política española. Es como, si en la incertidumbre, buscáramos las fuentes de todo lo inmutable, sedientos de un entendimiento, que está fallando.


Unamuno inmortalizó una frase que quisiéramos aplicar:


¡Venceréis, pero no convenceréis… porque convencer significa persuadir, y para persuadir se necesita algo que falta: razón y derecho en la lucha!...


En 2014 Raimón Samsó llamaba nuestra atención sobre el reiterado vicio de “tener razón”, cayendo en la trampa de quedar cautivos de nuestras propias opiniones.


¡Qué difícil es conseguir ser escuchados, entre tanto vocerío de palabras que se imponen sin respeto al adversario, “porque piensa de forma diferente”. El que chille más alto ¿tendrá la razón?


¿Vale la pena perder a un amigo, aunque consigamos imponer nuestra razón?


Nos supone pagar un alto precio a cambio de energías derrochadas, en defensa de una idea envuelta en la relatividad de una lógica que no siempre resulta satisfactoria para todos.


Ojala, que seamos capaces de sentirnos felices compartiendo todo lo que nos une en un disfrute colectivo, dejando en la cuneta a cuantos solo ponen rencor – porque están siempre en posesión de la verdad - y nunca se equivocan.


Alguien decía “que el río no se equivoca cuando al encontrar una montaña en su camino, retrocede para seguir avanzando hacia el mar”.


Tampoco se equivoca el hombre que ensaya diferentes caminos para conseguir sus metas, pero si se equivoca aquel que por miedo a equivocarse no hace nada…


Merece la pena intentar “otro camino diferente”


¿Por qué nos empeñamos en hacer héroes a los que tanto demuestran que son villanos?


Buscar con honestidad lo mejor para nuestro pueblo - sin privilegios es nuestro reto- y la mejor garantía de nuestro bien hacer.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.