El Gobierno regional reclama al Ministerio más protagonismo de las comunidades autónomas en el debate de la nueva Ley y en el día a día de la Educación

|



El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, ha reclamado hoy al Ministerio que asegure una mayor y más directa participación de las comunidades autónomas, tanto en el diseño de una nueva Ley de Educación, como en la gestión y los procesos diarios del sistema educativo.


Momentos antes de asistir a la Comisión General de las Comunidades Autónomas en el Senado, donde hoy comparece el ministro Íñigo Méndez de Vigo y los consejeros y consejeras de Educación de todas las comunidades autónomas, Felpeto, en declaraciones a los medios de comunicación, ha pedido que en el seno de esta Comisión “se cree un grupo de trabajo donde tengamos voz todas las comunidades autónomas, una comisión representativa”.

Al tiempo, y en relación a la Conferencia Sectorial de Educación, que está convocada para este mismo jueves, ha pedido también al Ministerio que constituya una comisión de trabajo, pues “independientemente de la discusión y del debate sobre una nueva Ley, tenemos mucho trabajo por delante en el día a día, queremos hablar de los procesos selectivos de personal, del modelo de financiación, de todas aquellas cosas que nos preocupan en el día a día a las comunidades autónomas”.

“Queremos que la Conferencia Sectorial cuente con una comisión de trabajo que de manera continuada sea la voz de las comunidades autónomas ante el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte”, ha agregado el responsable de Educación castellano-manchego.

Por otra parte ha explicado que su presencia en esta Comisión tiene sentido “para trasladar la voz de la comunidad educativa de Castilla-La Mancha aquí en el Senado, para aportar todo aquello que seamos capaces en un pacto y en una nueva Ley de Educación que todos deseamos sea de todos y para todos”.

Ángel Felpeto ha manifestado su interés por “hablar de la financiación de la Ley y de la financiación a través del fondo de cooperación interterritorial, pues han pasado años desde que esos criterios fueron acordados y creemos que es el momento de hablar de un nuevo modelo y de unos nuevos criterios de financiación de la educación”.

Con respecto a los criterios de financiación, ha hecho referencia a dos circunstancias que hacen que Castilla-La Mancha necesite mayor financiación para su sistema educativo, por un lado, y como consecuencia del boom inmobiliario que se produjo hace años “necesitamos más recursos para infraestructuras, a lo que el propio Gobierno regional está dando respuesta con el Plan de Infraestructuras Educativas, pero necesitamos apoyo del Estado para medidas para luchar contra el abandono escolar, mejorar los apoyos en la atención a alumnos con necesidades educativas especiales o fomentar la Formación Profesional”.

Y por otro, por ser una comunidad autónoma eminentemente rural, ha pedido que se tenga en cuenta la necesidad de fomentar la escuela rural, “que desde el Gobierno regional apoyamos y sabemos que sirve para arraigar la población al territorio”, ha agregado.

Participación de la Comunidad Educativa

En su intervención ante la Comisión General, Ángel Felpeto ha propuesto que la participación de los distintos sectores de la comunidad escolar sea una característica del proceso de elaboración de una nueva Ley y la búsqueda del pacto educativo, como lo fue en Castilla-La Mancha cuando se recibieron las competencias en el 2000 y se diseñó el Libro Blanco de la Educación.

“Este modelo de participación que a nosotros nos sirvió proponemos que pueda servir también para este momento de debate y aportaciones ante una nueva ley que todos demandan, que todos desean y que se me antoja posible. Utilizar nuestros sistemas de participación ya consolidados para dar voz a la comunidad educativa: consejos escolares de centro, consejos escolares municipales y todo ello coordinado desde el consejo escolar regional”, ha dicho.

También ha abogado por el refuerzo de las políticas inclusivas y que aseguren la igualdad de oportunidades, para que nadie quede fuera del sistema educativo por sus circunstancias personales o sociales, “mucho tiene que ver en este momento con el abandono, por ejemplo, la gratuidad o no del transporte escolar en Bachillerato y Formación Profesional y la gratuidad de los libros de texto, mucho tiene que ver con los problemas de convivencia la recuperación de políticas de participación responsable de las familias en la escuela, mucho tiene que ver también la formación del profesorado en los nuevos retos que se le plantean en su trabajo diario”, ha dicho.  

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.