Quintanilla asegura que la sanidad pública “hace aguas” por la ineficacia del Gobierno de Page y destaca que la situación es aún peor en la provincia de Ciudad Real

|



La diputada nacional Carmen Quintanilla ha asegurado que la sanidad pública “hace aguas” por culpa de la ineficacia del Gobierno de Page y ha destacado que la situación es aún peor en la provincia de Ciudad Real.


En rueda de prensa, Quintanilla ha indicado que el caos que se vive en los hospitales de la región debido a la falta de medios y de personal está provocando la dimisión de algunos gerentes, como ha ocurrido recientemente en Valdepeñas. La diputada nacional se ha hecho eco de la denuncia que ayer mismo realizaba el sindicato CSIF alertando de la grave situación que se vive en dicho centro hospitalario donde la falta de personal está lastrando el buen funcionamiento del mismo, provoca el aumento de la lista de espera, sobrecarga de trabajo y aumento de bajas por estrés y falta de medios.


Quintanilla ha felicitado al personal sanitario tanto del hospital de Valdepeñas como al de otros centros por el magnífico trabajo que realizan pese a la nefasta gestión política de Page y ha lamentado que el Gobierno socialista “se esté limitando a maquillar las listas de espera y a anunciar planes que nunca llegan a nada en vez de ponerse a trabajar de verdad para dar solución a los problemas de la sanidad de nuestra provincia y de nuestra región”.


En otro orden de cosas, la diputada nacional por Ciudad Real ha celebrado el consenso parlamentario alcanzado para evitar el consumo de alcohol en menores de edad en el seno de la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas que ella preside.


Según ha explicado, en el seno de dicha comisión se ha aprobado la creación de una ponencia de estudio bajo el nombre ‘Menores sin alcohol’ que aborde de una manera multisectorial el problema actual con el fin de obtener unas conclusiones y recomendaciones que sirvan de orientación para la elaboración de la futura Ley.


Quintanilla ha indicado que el consumo de bebidas alcohólicas por menores de edad en España constituye un fenómeno que conlleva efectos y consecuencias claramente perjudiciales para su salud física, psíquica y social y, por consiguiente, para toda la sociedad en general. Además, ha destacado que casi el 80% de los menores de 14 a 18 años ha consumido alcohol alguna vez en su vida y que la edad de inicio del consumo de alcohol en España es muy baja tanto de manera ocasional (13,8 años) como con periodicidad establecida (15 años para el consumo semanal).


La diputada nacional ha insistido en la necesidad de progresar con paso firme y decidido por el consumo cero en menores, por ello, “tenemos que seguir trabajando desde el consenso de todas las fuerzas políticas, las administraciones públicas, las instituciones educativas y las familias para desarrollar una ley que genere pedagogía en la sociedad”. La nueva ley debe contemplar, en su opinión, elevar la edad de inicio del consumo, reducir el acceso de los menores al alcohol, garantizar su salud y evitar que el consumo temprano de alcohol comporte una adicción o una dependencia posterior así como buscar iniciativas alternativas dentro del tiempo de ocio y tiempo libro de nuestros menores y adolescentes.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.